Conflictividad política continuará en Venezuela

foto26Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

La conflictividad política continuará durante 2014 en el país, y probablemente en años venideros, porque en la actualidad no se vislumbra un escenario de estabilidad ni solución a la crisis, en opinión del profesor uesebista y politólogo Miguel Martínez Meucci.

En una clase abierta organizada por la Federación de Centros de Estudiantes de la USB, Martínez Meucci explicó que la estabilidad se logra con la concordia y unión de los factores políticos y en estos momentos en Venezuela ni el Gobierno ni la oposición cuentan con esas condiciones. “El Gobierno parece estar unido para gestionar la crisis, mientras que la oposición está dividida”.

El coordinador de los postgrados en Ciencias Políticas de la USB mostró su preocupación por la acusación de sedición contra tres militares activos. “En quince años no había ocurrido algo similar. Si no es una farsa, se trata de una situación muy grave porque indica que hay división entre los militares y eso sólo prevé más inestabilidad”.

En opinión de Martínez Meucci, al país le espera un año muy difícil. “No se presagia una solución en los próximos meses. Veremos incluso hechos más preocupantes, debemos estar preparados y organizados para defender nuestros derechos y reconquistar el pleno estado democrático”.

No existe un lado correcto de la historia

La profesora uesebista y psicóloga social María Teresa Urreiztieta analizó la actual crisis venezolana desde la perspectiva de la psicología política.

Explicó que una mirada más compleja a lo que está pasando hoy en Venezuela, obliga a observar lo que está ocurriendo en Occidente, donde las instituciones tradicionales, los modelos democráticos y de referencia están cuestionados porque han dejado de responder a los nuevos desafíos de la transmodernidad. “Las certezas y los valores tradicionales están en crisis”.

En medio de esa realidad global, a juicio de Urreiztieta, Venezuela encontró una respuesta poco acertada en el Militarismo y el Autoritarismo que la ha sumido en “una profunda inestabilidad”. “Venezuela es un país en transición hacia otra era política. El modelo o régimen que se vaya a imponer, dependerá de nosotros”.

La transición supone grandes cambios y una lucha feroz entre fuerzas opuestas por reconquistar o mantener el poder. En ese escenario, para Urreiztieta, nadie puede atribuirse que está del lado correcto de la historia. “Decir que se está del lado correcto de la historia es maniqueo y sectario. La historia la construimos entre todos, no hay un lugar correcto”.

La profesora del Departamento de Ciencia y Tecnología del Comportamiento, señaló como positivo que en el país se esté dando un reacomodo de liderazgos. “Surgen nuevas voces en comunidades, partidos políticos, movimiento estudiantil”. El gran desafío, dijo, es abrirse paso en medio de la conflictividad y que haya esperanza para esas nuevas voces y nuevas ciudadanías.

Urreiztieta analizó la actuación del Gobierno de Nicolás Maduro. “Separó la política del poder, en este momento está sólo trabajando con sus mecanismos de poder a través de la Fuerza Armada. Se relaciona con la población por medio de la fuerza, la represión y los insultos”.

Por su parte, la plataforma opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), transita una crisis de liderazgos y visiones y se debate entre el grupo de los moderados y el grupo insurreccional (La salida). “Es saludable que haya diferentes visiones, pero en este caso hay falta de dirección y norte claros, y es que los políticos y la sociedad venezolana fueron sobrepasados por la situación”.

Share