Uesebistas celebraron la Paradura del Niño

Rina Pérez Barito / Sede del Litoral USB.-

Al ritmo de la parranda, la comunidad universitaria de la Sede del Litoral celebró el jueves 4 de febrero, la tradicional paradura del Niño Jesús. Una actividad cultural que consiste en “parar” al Niño del pesebre y pasearlo por toda la sede, acompañado de los padrinos, un grupo de parranda, cantantes y el público en general.

Esta actividad inició a las 9:00 de la mañana con la celebración de una misa oficiada por el párroco de Naiguatá, la cual se llevó a cabo en la cancha de futbol sala, en la parte baja del campus. Posteriormente, la imagen del Niño recorrió todos los espacios de la sede, simbolizando la bendición que ofrece el hijo de Dios a esta institución. Un grupo de parranda en el que participan empleados y obreros de la universidad marcaba el ritmo del baile que le hacían al Niño.

Estudiantes y trabajadores agradecieron al Hijo de Dios por los logros obtenidos y las metas alcanzadas durante todo el año 2015 y le pidieron que continúe guiando los caminos de la universidad, de su personal, sus autoridades y los estudiantes que ingresan a ella.

Este Niño Jesús es muy especial para los uesebistas del Litoral, pues lo consideran símbolo de vida y lucha en esta institución, ya que esa figura de yeso fue la única que resistió los embates de la tragedia del año 1999.

Lo especial y mágico que envuelve esta historia, radica en que esta figura era parte del pesebre que pertenecía a la Coordinación de Extensión que para el año 1999 se encontraba ubicada en el piso 1 del edificio 8 de la antigua sede. Lo que para muchos representó un milagro, es que esta figura fue encontrada casi intacta por un trabajador de la universidad, en las adyacencias del Trapiche. De allí, año tras año los uesebistas agradecen al Niño Dios, por la vida, el renacer y las bendiciones constantes.

Share