Carlos Pacheco dejó un vasto legado para la literatura latinoamericana y venezolana

doblepacheco

Carlos Pacheco, Profesor Emérito de la USB (1948 – 2015).

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

Noventa ponencias y conferencias nacionales e internacionales, 90 artículos en revistas y capítulos de libros y 14 volúmenes y libros escritos entre 1979 y 2014 conforman la producción crítica sobre la literatura latinoamericana y venezolana que legó Carlos Pacheco, Profesor Emérito de la Universidad Simón Bolívar.

En un homenaje organizado por el Departamento de Lengua y Literatura, el profesor Luis Barrera Linares expuso acerca del trabajo como crítico del colega y amigo fallecido en 2015. “Carlos fue un docente ejemplar, un profesional disciplinado y perteneció a la estirpe de personas que dejan algo para la posteridad”.

Resumió su labor en el ejercicio de la crítica en tres fases: formación (1973 – 1979), consolidación (1979 – 1986) y narrativa (1986 – 2015).

En los primeros años, destacó Barrera Linares, durante sus estudios de Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Liverpool (Inglaterra), Pacheco estudió la obra de Augusto Roa Bastos y se convirtió en una autoridad en el análisis del escritor paraguayo.

En la siguiente etapa, desarrolló proyectos de investigación en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), adonde ingresó por concurso público. “Fue un gran trabajador en equipo y hasta 1985 realizó tres grandes proyectos de investigación; fue una etapa de aprendizaje durante la cual mantuvo intercambio con investigadores con vasta experiencia en la literatura latinoamericana”. A esta etapa pertenece una de las obras clásicas de Pacheco: “Narrativa de la dictadura y crítica literaria” (1987).

Entre 1986 y 2015, Pacheco obtuvo el título de PhD en Literatura Hispanoamericana del King’s College, de la Universidad de Londres (1989), realizando su tesis doctoral en el estudio de la oralidad en la literatura latinoamericana, de la cual surgiría el libro “La comarca oral” (1992). “Constituyó una especie de bisagra que lo traería después a quedarse definitivamente en el estudio de la literatura venezolana”.

En estos años continuó trabajando con otros investigadores en muchos proyectos que dieron como resultado, entre otras obras, las publicaciones: “Novelar contra el olvido”, con Luz Marina Rivas (2001); “Nación y literatura” (2006), con Luis Barrera Linares y Beatriz González; “La vasta brevedad” (2010), con Antonio López Ortega y Miguel Gomes;  “Propuesta para un canon del cuento venezolano del siglo XX” (2014), con Luis Barrera Linares y Carlos Sandoval.

Barrera Linares señaló que “como núcleo de esta tercera etapa, observo que Pacheco mostró preocupación por analizar de manera abierta y sin complejos la literatura nacional”, favoreciendo siempre el trabajo grupal que aportara una visión crítica colectiva.

Para Barrera Linares, la USB tiene la obligación de difundir el legado del Profesor Emérito y, en este sentido, el profesor Cristián Álvarez, coordinador de Equinoccio, indicó que la editorial está preparando la publicación en tres volúmenes de la obra de Pacheco bajo el título “Ojo crítico” que él mismo había escogido.

Álvarez resaltó la labor de Pacheco al frente de Equinoccio entre 2005 y 2010. “Le dio una imagen distintiva, una identidad reconocida en el país a la editorial”, y la proyectó como una editorial dedicada a la divulgación de la narrativa venezolana, no solamente limitada a difundir libros universitarios.

Sobre Carlos Pacheco como docente, el profesor William Anseume destacó entre sus cualidades la puntualidad, “el respeto al tiempo propio y el de los demás; comedido, se tomaba el tiempo necesario para pensar cada palabra que pronunciaría, cuidaba mucho el uso de las palabras y velaba por el buen uso del lenguaje en todos los ámbitos, no solo en clase; propiciaba la participación permanente de los estudiantes, y era muy exigente en las evaluaciones. Fue un guía y profesor excepcional”.

Share