USB competirá con vehículo de alto rendimiento en Shell Eco Marathon 2017

spm-4Estudiantes necesitan recursos para costear transporte del carro y pasajes

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

La agrupación Supermileage USB participará con un vehículo monoplaza de bajo consumo de combustible, diseñado y construido por estudiantes, en la competencia “Shell Eco Marathon Americas”, que se realizará en abril de 2017 en Detroit, Estados Unidos.

Atlas es el nombre del prototipo en el cual el grupo conformado por una veintena de estudiantes de varias carreras de ingeniería, ha estado trabajando durante el último año, y que ya está listo para ser ensamblado y probado.

Julio Moncada, presidente, Víctor Fernández, vicepresidente, Hoffman Castrellón, director técnico, Luis Federico González, jefe de Chasis, Gabriel Marrero, secretario, Manuel Marchiani, tesorero, y Giovanna Cocconcelli, relaciones públicas, explicaron que la agrupación está buscando patrocinio para costear los gastos de viaje, estadía y transporte del vehículo.

spm-1

Miembros de la junta directiva de Supermileage USB.

En la competencia, el carro será evaluado en pruebas de diseño y seguridad, y de aprobar estas últimas hará un recorrido en un circuito por las calles de Detroit; el ganador será el carro de mejor rendimiento, aquel que consuma la menor cantidad posible de combustible. “Colocarán gasolina en el tanque, al finalizar el recorrido pesarán el tanque y calcularán el porcentaje de consumo”.

Atlas es el segundo prototipo de la agrupación tras Cunaguaro, vehículo que en 2014 se midió con 23 universidades y se convirtió en el primer representante venezolano en participar en la prueba internacional organizada por la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE, por sus siglas en inglés). “La competencia de Shell es mucho más exigente que la de SAE, el número de competidores es cinco veces más alto, y todos se enfrentan en una sola categoría; entonces, se compite contra carros que utilizan diferentes tipos de energía: solar, gasolina, hidrógeno, diésel”.

 

Innovador y más pequeño

Supermileage USB tiene listos el motor, chasis y carrocería de Atlas. “Nos falta ensamblarlo, probarlo e ir corrigiendo los detalles técnicos que surjan, planeamos hacerlo este trimestre”.

El chasis es de aluminio y fue construido por los estudiantes en la Universidad.

El chasis es de aluminio y fue construido por los estudiantes en la Universidad.

Para hacer esta segunda versión más pequeña y menos pesada, los estudiantes cambiaron el material del chasis de acero inoxidable a aluminio. “Fue un reto, lo construimos aquí en la USB con la ayuda del técnico Franklin Álvarez. Además, redujimos el tamaño de la carrocería y logramos quitar 60 centímetros. El Cunaguaro medía 3 metros 10 centímetros, mientras que el Atlas mide 2 metros 50 centímetros de largo”.

Otra diferencia es que las tres ruedas del vehículo (dos delanteras y una trasera) no llevan los cobertores del anterior prototipo, lo cual también contribuye a hacerlo más ligero, aunque el peso exacto solo se sabrá una vez esté ensamblado, comentaron los jóvenes que cuentan con la tutoría principal del profesor Rafael Torrealba, del Departamento de Mecánica.

Una de las innovaciones más importantes del Atlas es el funcionamiento del motor. “Usamos el motor de una podadora, comprado en Estados Unidos, porque fue el tipo de motor que exigía la competencia de SAE y decidimos no cambiar para valernos de la experiencia que ya teníamos. Es un motor carburado que en el primer prototipo funcionaba con encendido manual. Esta vez introdujimos una modificación incorporando una inyección que permite tener mejor manejo de la entrada de mezcla combustible – aire al motor, lo cual es clave en la competencia porque se puede tener mejor control de cómo ahorrar combustible. La inyección y el encendido ahora son electrónicos”.

El motor del Atlas.

El motor del Atlas.

En una computadora programan la mezcla combustible – aire en función de las condiciones de la pista y el peso del carro. “En la computadora se va mostrando la relación entre el recorrido y el gasto del combustible. En las pruebas teóricas, nuestro prototipo arrojó un rendimiento de 600 kilómetros / litro, pero esto debe ser probado en la práctica con el carro en funcionamiento”.

En esta oportunidad, el grupo tomó la previsión de comprar un motor adicional para usarlo como repuesto. “En la primera competencia se partió la biela del motor y lo fundió, a pesar de haber pasado las pruebas técnicas, no pudimos continuar en competencia. Esta vez no queremos correr ese riesgo”.

Por lo general, explicaron los estudiantes, los carros ganadores rinden 1.000 kms. / litro o más. “La diferencia entre los dos primeros lugares con el resto de los competidores es muy grande, se trata de equipos con muchos años trabajando y compitiendo y que realizan costosas inversiones. Por ejemplo, pueden emplear fibra de carbono para la carrocería, mientras que aquí usamos fibra de vidrio. Nosotros tuvimos que emplear yeso para la carrocería, fue una prueba, no es algo convencional, y funcionó. Lo ideal hubiera sido usar espuma de poliuretano, pero es difícil de conseguir y muy costosa”.

Las personas o empresas interesadas en patrocinar a la agrupación, pueden contactarla a través de supermileageusb@gmail.com y @smileageusb.

Fotos: Supermileage USB.

Share