ANC no resuelve ineficiencia de diseño y aplicación de políticas públicas

Diana Trías, especialista en Derecho Administrativo y profesora de la Ucab.

Diana Trías en el foro La Constituyente y el Estado Democrático

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

Tras un análisis de los objetivos programáticos de la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, la abogada, especialista en Derecho Administrativo y profesora de la Ucab, Diana Trías, concluyó que no puede utilizarse una Constituyente, cuya finalidad es la redacción de una nueva Constitución, para resolver la ineficiencia del diseño y aplicación de las políticas públicas.

Trías examinó cada uno de los objetivos contemplados en la convocatoria hecha por el presidente Nicolás Maduro, mediante el Decreto 2.830, en el foro La Constituyente y el Estado Democrático, realizado en la USB, y expuso que una Constitución no se dicta para solucionar problemas, sino para establecer un nuevo pacto de convivencia pacífica, plural y tolerante.

Sobre el primer objetivo que menciona “la paz como necesidad, derecho y anhelo de la nación, el proceso constituyente es una gran convocatoria a un diálogo nacional para contener la escalada de violencia política y para superar el actual clima de impunidad”, la especialista explicó que el deber principal del Poder Ejecutivo es garantizar la paz, está dentro de sus funciones ordinarias y que, precisamente, el desconocimiento de la garantía de la paz proviene en estos momentos de quien tiene que hacerla cumplir.

El artículo 136 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela consagra la separación y colaboración entre los poderes para que el Estado cumpla sus fines, y que es inoficioso e irresponsable desconocer lo que está vigente.

Especial énfasis hizo la profesora en el objetivo “Constitucionalizar las Misiones y Grandes Misiones Socialistas, desarrollando el Estado democrático, social, de derecho y de justicia, hacia un Estado de la Suprema Felicidad Social, con el fin de preservar y ampliar el legado del Comandante Hugo Chávez”.

Al respecto Trías insistió en recordar que conforme a la Constitución, Venezuela es un Estado democrático “y ya fuimos consultados respecto a la instauración de un régimen socialista mediante referendo para la reforma constitucional planteada en el año 2007 y la respuesta fue negativa”.

Las misiones cuentan con una regulación legal a través de la Ley Orgánica de Administración Pública, Loap, dijo Trías, y su constitucionalización no implica el éxito o eficiencia del desarrollo de su actividad. Para la abogada, el Estado ha promovido la proliferación de estructuras administrativas que compiten con la actividad administrativa prestacional regular ordenada en la Ley, y que las misiones representan el fracaso de la gestión ordinaria.

Asimismo, se refirió al objetivo cinco sobre la “Constitucionalización de las nuevas formas de la democracia participativa y protagónica, a partir del reconocimiento de los nuevos sujetos del Poder Popular, tales como las comunas y consejos comunales, consejos de trabajadores y trabajadoras, entre otras formas de organización de base territorial y social de la población”, sobre el cual explicó que el poder comunal no existe en la Constitución, y que existen 5 poderes públicos constituidos: Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral; recordó que en el año 2007 el pueblo venezolano rechazó la propuesta de reforma constitucional para instaurar un sistema socialista basado en el Poder Comunal, pero, para exacerbar la intención de reconocer a Venezuela como un Estado socialista se contempló la figura de los consejos comunales. “Si bien algunos argumentan que dichos consejos van en concordancia con la democracia participativa y protagónica expuesta en la Constitución, allí subyace la intención socialista. Por ello se solicitó la inconstitucionalidad de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales”.

Daniel Varnagy, responsable de la Especialización en Opinión Pública y Comunicación Política.

ANC busca controlar hasta el pensamiento

Daniel Varnagy, profesor del Departamento de Ciencias Económicas y Administrativas y responsable de la Especialización en Opinión Pública y Comunicación Política, fue el moderador del Foro La Constituyente y el Estado democrático, quien, al finalizar la actividad, hizo un llamado de atención sobre la Asamblea Nacional Constituyente, y explicó que tal convocatoria busca la “monarquización absolutista del poder, que era el sueño de Chávez y que no fue aceptado en el referendo de 2007, pero que hoy en día es un plan que se materializará con la modificación de la Constitución”.

Para Varnagy, el próximo paso del Gobierno es “la anulación de la propiedad privada en todos los ámbitos, inclusive, el pensamiento; y es la pragmatización de uno de los grandes horrores que ha vivido la humanidad: el nazismo”.

Desde la academia, dijo, “hacemos un pronunciamiento enérgico, a gritos, y mantendremos la presencia irreductible en las calles. La ANC es el control del pensamiento, de la libertad de las ideas, de la ciencia, la conciencia y la verdad”.

Fotos: Cindy Anselmi

 

Share