El Bioterio de la USB en riesgo de desaparecer

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

La precaria situación en la que se encuentra el bioterio de la USB pone en riesgo tanto a la infraestructura como a los trabajadores y a los animales criados allí para la experimentación, la cual sirve para la investigación, docencia y extensión, pilares fundamentales de la Universidad.

Desde hace tres años la crisis económica se ha intensificado, especialmente para la Unidad de Laboratorios donde está adscrito el Laboratorio B, del cual depende directamente la Sección Bioterio. El presupuesto del Laboratorio B durante 2017 fue de Bs. 803.761,04, con el cual debió dar atención a 16 secciones, entre las que están, además de la Sección Bioterio, Alimentos, Fisicoquímica, Química Analítica, Orgánica, Inorgánica, Procesos Químicos, Polímeros, Biología, Biología Celular, Biología de Organismos y Nutrición.

Para el año 2018, el presupuesto asignado al criadero es de Bs. 702.000, que no cubre el costo de un bulto de comida para los ratones, cuyo precio está por el orden de los 8 millones y medio de bolívares, explicó Luis Hidalgo, coordinador del Bioterio.

Este bioterio fue una unidad modelo en el país, recuerda Hidalgo, y allí coexistían animales que sirvieron de base para la experimentación en trabajos de investigación de pre y postgrado, pues estudiantes y profesores contaban con becerros, cabras, ovejas, conejos, gallinas, hamsters y ratones.

Hoy en día, este criadero posee solamente 225 animales, que son crías de ratas de la cepa Sprague dawley y ratones de la cepa Balb/c, y que actualmente están en riesgo debido a la falta de alimentos y a un presupuesto adecuado para los gastos de mantenimiento y condiciones óptimas para los animales, considerando las necesidades de bienestar requeridas para su bioseguridad.

Hace un año y medio se conformó una comisión para presentar un proyecto de nutrición de los animales del bioterio, conformada por los profesores Alexia Torres y Maritza Guerra del Departamento de Procesos Biológicos y Bioquímicos, Héctor Herrera y Mari Esther Moliné, del Laboratorio de Nutrición, Deisy Perdomo, jefe de Sección Bioterio y Luis Hidalgo, coordinador del criadero, y Wilfrido González y Carlos Martínez, de la Unidad de Laboratorios.

El objetivo de este grupo de trabajo fue diseñar un alimento para producirlo dentro del campus, lo que arrojó una propuesta de comida concentrada para los animales que incluye como materia prima frijol bayo, semillas de girasol, maíz amarillo, con los cuales se completa una dieta rica en grasa, proteína y energía, además de los minerales y vitaminas.

Las pruebas de alimentación estaban a la vuelta de la esquina, pero la falta de proveedores de los insumos principales (maíz, frijol y semillas), debido a la escasez de fertilizantes para las siembras, hizo que el proyecto se quedara a la espera.

Hidalgo explicó que se hizo una búsqueda exhaustiva de los proveedores que garantizaran la materia prima para la elaboración del alimento, pero no hubo ninguno disponible en el país, por lo que los animales se encuentran en estado crítico en cuanto a alimentación.

El Bioterio de la USB está en emergencia, debido a la falta de alimento, de allí que la Universidad, a través de la Dirección de Asuntos Público haya emprendido una campaña para recibir donaciones que ayuden a mejorar las condiciones de los animales.

 

Share