Apusb llama a defender con firmeza y valor la Autonomía universitaria

La junta directiva de la Asociación de Profesores de la USB (Apusb) realizó un “llamado urgente” a la comunidad universitaria nacional, incluyendo autoridades y gremios, para “que nos activemos con mayor seriedad, firmeza, determinación y valor, en la defensa de la autonomía sin la cual la universidad no puede funcionar con propiedad”.

El presidente de la Apusb, William Anseume, dijo que “los universitarios venezolanos estamos en la obligación ética de exigirle al gobierno nacional el pleno respeto de la autonomía universitaria para impedir que ésta termine siendo letra muerta, como de hecho lo es hoy en día la Constitución Nacional, dado el desconocimiento olímpico que el gobierno hace permanentemente de sus disposiciones fundamentales”.

Destacó que algunas universidades no han podido renovar autoridades y representaciones a los consejos universitarios en los últimos diez años. “Hay un deseo manifiesto del gobierno de impedir las elecciones con base en una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia porque sabe que las tiene perdidas de antemano. Frente a esta arbitrariedad y negación de la democracia interna, los universitarios no podemos mantenernos callados, pues al hacerlo cohonestamos la intervención directa”.

Expresó que “en la práctica, la USB está intervenida con la presencia del Vicerrector Académico designado por el Consejo Nacional de Universidades, que desconoció la consulta llevada a cabo por la comunidad académica para escoger a quién debía ocupar dicho cargo. Situación similar puede producirse en otras tantas universidades, donde, por deceso de algunas de sus autoridades, existe tal riesgo: la del Zulia, la Centro Occidental Lisandro Alvarado y la de Oriente. Frente a ello, la pasividad es una respuesta incongruente. Ante tanto irrespeto, ¿debemos los universitarios permanecer callados, inermes, como si esto no fuera nuestro asunto, como si la afrenta no fuera en nuestra contra?”

Por su parte, el secretario general de la Apusb, Luis Buttó, señaló que “no es suficiente proclamar o reclamar la autonomía: es indispensable ejercerla. No es que no hayamos dado la pelea, es que no la hemos dado con la consistencia y la firmeza necesarias demandadas por la coyuntura de enfrentar a un proyecto político autoritario que odia profundamente a las universidades porque las sabe centros esencialmente destinados a la búsqueda de la verdad y la proclamación de la libertad. Donde sea necesario hacerlo, los universitarios debemos impulsar con determinación la elección de autoridades rectorales cuanto antes y agenciarnos el respaldo político del país nacional en este sentido. La tarea nos exige que seamos lo suficientemente innovadores y arriesgados y no permanezcamos anclados en el pasado, evaluando el asunto con base en esquemas irremediablemente superados. Insistir en propuestas extemporáneas es incurrir en el error de dejar las cosas como están”.

En opinión de Buttó, “las universidades venezolanas están siendo ahogadas por múltiples flancos, en especial el presupuestario. Lo asignado apenas alcanza para cubrir los sueldos miserables que se les pagan a los profesores, cuando se les paga, porque ahora está de moda cancelarlos incompletos, pues el gobierno no honra sus propios compromisos al decretar aumento de sueldos para el sector universitario. A las universidades se les violenta y resquebraja la institucionalidad al imponerles autoridades extrañas a ellas, como ocurrió con la USB. Profesores y alumnos se suman por miles a la diáspora. De cara a la intervención recurrente, de cara a la deliberada y sostenida destrucción del tejido universitario, es urgente activar los mecanismos de protesta y presión que la ley nos brinda para revertir cuanto antes esta destrucción sistemática, que sin duda responde al deseo autoritario de doblegar un espacio que se resiste con valor a ser conquistado”.

Share