TSU en Comercio Exterior es la carrera con más estudiantes en la USB

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

Con 635 inscritos, equivalente al 8% del total de la matrícula, la carrera de Técnico Superior Universitario en Comercio Exterior es el programa con el mayor número de estudiantes en la Universidad Simón Bolívar, de acuerdo con el más reciente Informe sobre la marcha de la Universidad, correspondiente al cuarto trimestre de 2017.

Las carreras con más de 400 inscritos son Ingeniería de Materiales (541), Ingeniería Mecánica (516), Ingeniería de Computación (471), Ingeniería de Producción (436), Ingeniería Química (429) y TSU en Organización Empresarial (401).

El profesor Joaquín Santos, director de Planificación y Desarrollo, destacó que por primera vez el programa de TSU en Organización Empresarial entró en el grupo de carreras con más de 400 estudiantes. “Estamos viendo una tendencia a estudiar carreras cortas, entre otros factores, porque se emplea menos tiempo en obtener el título, y quizás permite a los estudiantes trabajar mientras estudian. Es una tendencia que debe llevar a una revisión y para eso están los indicadores del Informe sobre la marcha de la universidad, son insumos para el análisis y toma de decisiones”.

Santos resaltó que con respecto a la matrícula, la USB cumplió con la meta estimada de contar con más de 10 mil estudiantes: en pregrado se atendieron 8.024 estudiantes regulares, a los que se sumaron 3.179 nuevos ingresos, 3.055 correspondientes a los estudiantes asignados por la Opsu.

Sin embargo, Santos adelantó que en el informe enero-marzo 2018 que está en preparación, se reflejará una merma en la matrícula.

Un hecho registrado en el informe y vinculado con la situación del país, es el incremento en 32% en las solicitudes de Examen Especial, causadas por problemas con el transporte local de las zonas de origen de los estudiantes; y problemas con el servicio de transporte de la USB por incumplimiento de horario en algunos días, especialmente por la afectación del servicio durante las asambleas del sindicato de obreros.

El informe recoge la merma en la solicitudes de ayudantías académicas, que afectan las actividades de docencia e investigación de los Departamentos de la División de Física y Matemáticas, donde además hubo 17 jubilaciones durante el período.

En la División de Ciencias Biológicas se produjeron dos renuncias de profesores y dos renuncias de ayudantes académicos, y falta personal administrativo de apoyo en dos Departamentos y la propia División. “El presupuesto limitado para investigación y desarrollo, ha impactado de manera directa los productos de los proyectos de investigación, así como una parte fundamental de la docencia, especialmente en prácticas de laboratorios como salidas de campo”, resalta el informe

En la División de Ciencias Sociales y Humanidades se registraron ocho renuncias, la mayoría de los Departamentos enfrenta “problemas de insuficiencia de personal de planta para atender las áreas que son sus competencias directas, lo que hace cuesta arriba la atención de todos los programas (Ciclo Básico, TSU, Ciclo de Iniciación Universitaria, Estudios Generales, Paralelos, Postgrados y Doctorados)”.

Esta División reportó asimismo las “dificultades de acceso y permanencia del personal docente en la universidad ante las restricciones en los servicios de comedor y transporte”.

En la División de Ciencias y Tecnologías Administrativas e Industriales se tramitaron cuatro renuncias y hubo cuatro jubilaciones, y se contrataron por servicios profesionales 22 profesores, para atender la deficiencia de personal docente en la oferta académica septiembre-diciembre 2017. Asimismo, se declararon desiertos catorce cargos académicos ofertados en el Concurso de Credenciales, realizado en el trimestre septiembre – diciembre 2017, dado que no se presentaron candidatos.

En la Biblioteca también “persiste el grave déficit de personal en todos los departamentos, tanto en Sartenejas como Camurí. Es particularmente crítica la falta de bibliotecólogos en ambas sedes, la falta de personal profesional en el área de informática y personal técnico bibliotecario para atender a los usuarios en salas”.

Para los Laboratorios, indica el informe, es urgente “reponer los cargos vacantes debido a renuncias, reposos y jubilaciones”, porque está falta de personal “afecta el desempeño de los laboratorios”.

Con respecto a la matrícula de postgrado, en el trimestre septiembre-diciembre 2017 se inscribieron 762 estudiantes, 42,79% menos de lo programado.

El informe fue presentado en la sesión del Consejo Directivo del pasado 18 de abril.

Share