Planchart: La USB seguirá en pie para crear una sociedad libre y democrática

Trabajadores uesebistas recibieron la Orden 18 de Julio

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

Las autoridades rectorales entregaron la Orden 18 de Julio a 173 trabajadores administrativos, docentes y obreros en su Primera, Segunda y Tercera Clase por años ininterrumpidos de servicios en la USB, en un acto que coincidió con el 51 aniversario de la creación de la universidad y en un país que atraviesa una de las peores crisis de su historia. “Sin embargo, aquí seguimos, pensando en Venezuela, en la sociedad, y en el desarrollo de los jóvenes como personas y como individuos”.

Así dio inicio a su intervención el rector Enrique Planchart, enfatizando las más de cinco décadas de creación de la Universidad Simón Bolívar, “nacida para producir el contingente humano que requería el país para el desarrollo vertiginoso que experimentaba”.

La función social de la Universidad es de mucha importancia, dijo el Rector, “más de la que reconoce el gobierno a la hora de asignar los presupuestos, pues esa función va dirigida a todos y cada uno de los estudiantes que aspira vivir en una sociedad libre y democrática, donde también debe actuar la institución, creando esa realidad”.

Enrique Planchart, rector de la USB.

Los países latinoamericanos han reconocido la importancia que tienen las universidades en la sociedad, pues desde allí se producen los cambios económicos y sociales, los avances y progresos. Por eso, seguimos y seguiremos aquí, en pie, haciendo cumplir, a pesar de las adversidades, nuestra función institucional”.

El acto protocolar de imposición de botones y entrega de diplomas que se realizó en el Conjunto de Auditorios, comenzó con la interpretación del Himno Nacional a cargo del Orfeón Universitario Simón Bolívar dirigido por Pedro Silva, y la lectura, por parte del Secretario Cristián Puig, del acta de creación de la Orden.

José Bermúdez, trabajador con quince años de servicios, ofreció su discurso en representación de Sutes, y resaltó el empeño que ha puesto en sus funciones desde que ingresó a la USB, lugar que considera su segundo hogar.

José Bermúdez, habló en representación de los trabajadores agremiados de Sutes.

Bermúdez empezó como jardinero, luego fue mensajero y ahora trabaja en la oficina del Sindicato haciendo labores sociales. Desde allí ha estado al frente del Programa de Alfabetización Digital, del Programa Igualdad de Oportunidades para los hijos de los obreros y haciendo trabajo comunitario. Hoy, resaltó, trabaja para ofrecer alternativas de seguro médico y funerario a los trabajadores obreros y administrativos, a fin de apoyar a su gremio para que continúe siendo efectivo en la protección de los afiliados, y que, a su vez, los trabajadores contribuyan en la función social de la USB de formar profesionales capacitados para sacar el país adelante.

Akis Peña, personal administrativo, habló en representación de los agremiados de Atausibo.

Akis Peña, es personal administrativo con veinte años de servicios, su discurso, en representación de Atausibo, resaltó la grave crisis que vive el país producto de una “inflación inducida internacionalmente, como forma de atacar al país y a su economía”, e hizo un llamado a unificar criterios para el desarrollo del país, a que los profesores se desplieguen por todo el territorio para contribuir con la formación de profesionales y sacar lo mejor de cada uno para aumentar la calidad de la formación de los venezolanos.

Por la Asociación de Profesores, Apusb, habló William Anseume quien tiene veinte años dando clases adscrito al Departamento de Lengua y Literatura, y actualmente preside la junta directiva de la Asociación, su discurso fue de agradecimiento con la USB, de compromiso a permanecer en ella a pesar de las circunstancias, de persistencia, por tratarse de una batalla y una lucha diaria que luce agónica, y de resistencia institucional y personal.

“Hace más de veinte años ingresé a Sartenejas, y cada uno de esos veinte años ha sido de mayor encanto. Desde la distancia, la permanencia ha sido significativa, y quedarse es permanecer luchando”.

William Anseume, profesor, habló en nombre de los condecorados agremiados de la Apusb.

El Rector hizo entrega de reconocimientos al personal otorgando la Orden 18 de Julio en Primera Clase a 42 trabajadores con 20 años de servicios, en Segunda Clase a 28, con 15 años, y en Tercera Clase a 103 trabajadores con 10 años de servicio.

El acto concluyó con la interpretación de dos piezas musicales del repertorio venezolano y la Canción del Nuevo Mundo, a cargo del Orfeón Universitario Simón Bolívar.

Fotos: Javier Perozo

 

 

 

Share