William Anseume: “Desde el poder se ha acabado con la educación y el trabajo”

Willliam Anseume, presidente de la Apusb.

Declaración de emergencia humanitaria de la educación

La declaración de emergencia humanitaria compleja en la educación venezolana se realizó este jueves en un evento convocado por Fapuv, la Asamblea Nacional, la Asociación de Profesores de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador y la Unidad Democrática del Sector Educativo.

William Anseume, presidente de la Asociación de Profesores USB (Apusb), intervino en el acto y expresó que “actualmente en Venezuela, desde el poder, se ha acabado con el valor de los procesos fundamentales para obtener los fines del Estado. Se ha acabado tanto con la educación como con el trabajo. El poder establecido en Venezuela ha hecho absolutamente insustanciales, innecesarios, hasta despreciables, especialmente para los más jóvenes, el valor que en una sociedad deben necesariamente tener la educación y el trabajo”, y de aquí deriva la emergencia humanitaria compleja del sector educativo.

Sobre las condiciones laborales en las universidades, afirmó que “deben ser restablecidas hasta el punto de que sean realmente garantía de protección. Pero ello significa un adecuado presupuesto universitario que debe ser establecido y profundizado de una manera mixta, en la cual el Estado aporte sustancialmente, sí, pero la empresa privada, una vez fortalecida y liberada de la prisión a la que está sin dudas sometida para su funcionamiento, debe comprender ampliamente su rol como financista de la educación que nutrirá sus empresas. Y aquí cabe, es indispensable, la ayuda internacional para sacar adelante a las universidades de este profundo atolladero al que las han sometido”.

Para Anseume, la “compleja emergencia” se ha transformado en malestar general, “hasta en estampida, que sufren nuestras instituciones, de académicos en busca de aminorar el desasosiego en otras latitudes. Académicos brillantes, con una preparación a veces insuperable, en quienes el Estado invirtió una cuantiosa suma económica en procura de lograr ese valor humano de cara al futuro” y a la repercusión social: La desvalorización de la educación y del trabajo en Venezuela ha tenido una muy profunda, preocupante, repercusión social en el país. Deliberadamente se han querido destruir. Indudablemente, esto ha provocado el incremento de la violencia, de la delincuencia y de la corrupción de un modo impresionante”.

Pancartas de protesta

La Apusb, de acuerdo con lo acordado en asamblea de profesores, desplegó pancartas en varios edificios de la USB para llamar la atención sobre la situación de las universidades.

Fotos: Javier Perozo

 

 

 

 

 

 

Share