Falta de respuesta del MEU mantiene minimizado el funcionamiento de la USB

La falta de respuesta del Ministerio de Educación Universitaria sobre las solicitudes de recursos para el pago de transporte, ha producido una merma en el funcionamiento general de la USB, debido a la paralización, casi total del servicio, toda vez que buena parte del personal (académico, administrativo y obrero), depende de este para llegar a sus sedes de Sartenejas y Litoral.

En una reunión con las unidades administrativas de la USB, la vicerrectora administrativa encargada, Mariella Azzato, informó que hasta ahora no ha habido respuesta a las comunicaciones enviadas al MEU sobre las insuficiencias presupuestarias, de las cuales se ha estado informando a ese despacho desde enero de este año, ni de la comunicación enviada a principios de mayo solicitando una reunión para declarar la emergencia universitaria ocasionada por la falta de transporte.

Para Azzato, la afectación que está viviendo la USB debido a la crisis presupuestaria es multidimensional y se ha tornado inmanejable en las últimas semanas, pues el servicio de transporte es vital para mantener el funcionamiento de la universidad; “el gobierno solo está pagando sueldos y salarios, mientras el resto de rubros está viviendo las consecuencias de la desinversión, que abarca desde los comedores, que también es un servicio fundamental para los estudiantes, hasta la planta física”.

Ayer, la profesora Azzato anunció que la situación de la USB ha empeorado en relación con el pasado viernes cuando se realizó la asamblea informativa con toda la comunidad uesebista, pues el MEU “aún no ha dado respuesta y desconoce por completo la deuda que mantiene la USB con las empresas que prestan el servicio de transporte”.

Las unidades de transporte de las empresas que se mantienen operativas prestarán servicio hasta el miércoles 15 de mayo en la sede de Sartenejas, mientras que en la sede del Litoral lo harán hasta hoy martes 14 de mayo.

A partir del próximo jueves 16 de mayo, la USB dispondrá solo de las unidades propias que saldrán desde Coche y Baruta hacia Sartenejas, mientras que en el Litoral no habrá transporte a partir del miércoles.

Todas las unidades requieren de un mantenimiento mecánico que debe hacerse día por medio, debido al desgaste que sufren diariamente y al tiempo que tienen operando los vehículos propios de la USB (40 años en promedio). Ese mantenimiento también es ofrecido por las empresas concesionarias, las cuales no tienen recursos para proveer el servicio, por lo que las unidades se estarán paralizando en la medida en que dejen de recibir la atención mecánica requerida.

La vicerrectora Mariella Azzato informará mañana en sesión del Consejo Directivo el cese del servicio de transporte de la USB.

Share