USB rindió cuentas del 100% de los recursos recibidos para transporte en 2018

Edgar Espín, director de Finanzas de la USB.

Elsa Pilato / Alfredo Terán / Departamento de Información y Medios USB.-

La Universidad Simón Bolívar realizó la rendición de cuentas del 100% de los recursos que recibió durante 2018, mediante 82 transferencias por créditos adicionales, para el servicio de transporte, sin recibir ninguna observación por parte del Ministerio de Educación Universitaria (MEU), informó el director de Finanzas de la USB, Edgar Espín.

Espín indicó que los costos de los servicios “se han elevado sustancialmente desde el año pasado”. Para explicarlo señaló que el gasto presupuestario correspondiente a 2018 varió con respecto a las estadísticas históricas. “Históricamente, 90% del gasto se destinaba a pagar sueldos y beneficios y 10% a los servicios. Nuestra sorpresa al presentar la información del año pasado, fue que 60% del gasto total correspondió a servicios, y de ese porcentaje, 99% se destinó al pago del transporte. Del 40% restante, 38% se usó para pagar sueldos y beneficios. Es decir, del 90% del gasto en sueldos y beneficios, pasamos a 38%”.

Para el Director de Finanzas, estos números evidencian la disparidad de crecimiento entre los costos de los servicios y los costos laborales por sueldos y beneficios. “De enero a mayo de 2019, el salario mínimo aumentó 222%, mientras los salarios del sector universitario, tomando como referencia el nivel de empleado más alto, aumentaron en 255%. En comparación, en ese mismo período, los contratos de la USB por servicio de transporte aumentaron en 800%, mientras que el valor del pasaje mínimo urbano, publicado en Gaceta Oficial, aumentó en 16.500%. Quiere decir que la Universidad ajusta el valor de los contratos, pero contiene en la medida de sus posibilidades el crecimiento de los costos”.

Día a día, afirmó Espín, los empleados de la USB “están ganando menos, y nuestra nómina se va achicando, lo cual puede explicar por qué hasta abril-mayo el valor de nuestro servicio de transporte costaba prácticamente lo mismo que la nómina”.

La maqueta mensual para gastos de personal está en el orden de los 1.400 millones de bolívares, mientras que el costo del servicio de transporte global sumaba para el mes de mayo, 1.500 millones de bolívares (80% para transporte estudiantil y 20% para personal). “Queda en evidencia que los salarios se han quedado rezagados”.

Espín destacó que el servicio de transporte es fundamental para la USB, tanto para estudiantes como para trabajadores, por situarse sus campus alejados de los centros urbanos. “El gobierno lo sabe y lo financió durante todos estos años. Entendemos que por la situación nacional el servicio se volvió muy costoso y ahora el gobierno no tiene con qué financiarlo. Eso implica un cambio de modelo para la Universidad, situada en las afueras del centro urbano de Caracas, con una población que no puede llegar a ella y que además está empobrecida; implica un desafío enorme para trabajadores y estudiantes”.

Foto: Alfredo Terán

Share