Trabajadores uesebistas recibieron la Orden 18 de Julio por años de servicio

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

Las Autoridades Rectorales entregaron la Orden 18 de Julio, en sus tres clases, a 311 profesores, empleados administrativos, técnicos, y obreros como estímulo y reconocimiento a sus años de servicio en la Universidad Simón Bolívar.

El rector Enrique Planchart expresó que este año el reconocimiento al personal tiene un significado aún más especial por las difíciles circunstancias que afectan a la institución. “Los problemas que hemos tenido apenas nos permitieron terminar el trimestre enero – marzo el 21 de junio, es decir se perdió un trimestre de estudios; primero fue la falta de agua por más de cuarenta días en Sartenejas y su falta sistemática en el Litoral que obliga a perder días de actividades; después, los apagones nacionales y las continuas fallas eléctricas que sufrimos en ambas sedes; y finalmente, la crisis del transporte que pone en serio peligro el funcionamiento de la universidad. Todo esto unido a los sueldos pírricos que a duras penas alcanzan para la sobrevivencia”.

Eliza Avilez habló en nombre del personal obrero.

Por todas estas circunstancias, afirmó el Rector, “quienes hoy están presentes aquí para recibir esta condecoración son héroes que permiten que la Universidad siga funcionando y mantenga su calidad; todos quienes estamos aquí somos los indestructibles que seguiremos apoyando a la USB, seguiremos creyendo en la institución para convertirla en una de las más importantes de América y del mundo; seguiremos comprometidos con el objetivo de la Universidad que es educar a los jóvenes para que se formen como ciudadanos y profesionales útiles al país, a la sociedad y a sus propios sueños. Estoy seguro que con la ayuda de todos ustedes la USB seguirá cumpliendo esta misión”.

En representación del personal obrero habló Eliza Avilez, quien cuenta con veinte años de servicio en la USB, diez de ellos como parte de una empresa privada. “Hago un llamado a todos a seguir dando lo mejor de nosotros en cada una de nuestras áreas para enaltecer la USB. No tengo la menor duda de que con nuestro esfuerzo y voluntad superaremos los momentos difíciles, no dejaremos morir la Universidad. Quienes nos hemos atrevido a vencer todos los obstáculos hemos podido mantener la universidad abierta y funcionando; a partir de septiembre tenemos que prepararnos con más fuerza para acudir a nuestra institución, estoy segura de que contaremos con el apoyo de nuestras autoridades”.

Daniel Varnagy habló en nombre del personal docente.

Daniel Varnagy, quien recibió la Orden 18 de Julio en su Primera Clase por veinte años ininterrumpidos de servicio, habló en nombre del personal docente, destacando los desafíos que enfrenta la USB, los más complejos desde su fundación. “La Universidad debe definir concretamente cómo sobrevivir, cómo preservarse y qué aspectos deben ser replanteados. Para apuntalar la construcción de esas respuestas, debemos retomar la necesaria tarea de construir redes de relaciones internas que nos fortalezcan como institución y que sirvan para contrapesar a los verdaderos enemigos de nuestra casa de estudios, los bárbaros, los avaros, los ignorantes, los amorales”.

Expresó que en Venezuela la institucionalidad “se ha perdido casi completamente, y son las universidades, las llamadas a ser el faro que guíe la reconstrucción de nuevas instituciones que funden una democracia en el país, pero una democracia mucho más sólida sin la tutela de armas distintas al conocimiento, la razón y la ética”.

Destacó que el reconocimiento celebra a quienes permanecen en la institución. “Hoy profesores, empleados, obreros estamos presentes, somos USB, y confiamos en su futuro”.Por su parte, Wilmary Medina, con quince años en la USB, envió un saludo en nombre del personal administrativo y técnico.

Wilmary Medina habló en nombre del personal administrativo y técnico.

El secretario Cristián Puig fue el encargado de leer la resolución del Consejo Directivo del 6 de diciembre de 1989, mediante la cual se creó la Orden 18 de julio, Creación de la Universidad, para cumplir el “justo deber de la USB de estimular y recompensar a su personal docente, administrativo y obrero por méritos distinguidos en años de servicio”, así como reconocer la consecuente labor del personal en beneficio de la Universidad.

Luego de las palabras, 311 miembros del personal recibieron los diplomas de manos de las Autoridades Rectorales: 32 en Primera Clase, 64 en Segunda Clase y 215 en Tercera Clase.

El Orfeón Universitario Simón Bolívar, dirigido por Pedro Silva, interpretó el Himno Nacional y el Himno de la USB, Canción del Nuevo Mundo, además de dos piezas de su repertorio.

Fotos: Javier Perozo

Enrique Planchart, rector de la USB.
Cristián Puig, secretario de la USB.
Orfeón Universitario Simón Bolívar.
Share