Implementarán sistema de bloques de horarios para uso del transporte de la USB

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

El próximo lunes 16 de septiembre comenzará el último trimestre del año 2019 con el ingreso a clases de la nueva cohorte y estudiantes regulares; y, a pesar de las serias dificultades que ha tenido la USB derivadas de la falta de transporte, se dispondrá de las 26 unidades de transporte que están en funcionamiento.

El comportamiento del servicio ha mostrado un incremento del número de usuarios desde el pasado 5 de septiembre cuando se reincorporó el personal después del período vacacional, lo cual, sumado al comienzo de clases evidenciará la insuficiencia del número de unidades para el traslado de usuarios.

Ante esta realidad, la USB dispondrá de dos unidades para reforzar la salida de cada ruta urbana y ha diseñado un plan de salidas segmentado en bloques que se aplicará solo en las cinco rutas urbanas (Coche, Chacaíto, Baruta, La Paz y Bellas Artes), a fin de hacer más eficiente el servicio contando con las 26 unidades disponibles.

El esquema por bloques comenzará a partir de las 7:00 de la mañana con la salida de dos autobuses por ruta cuya prioridad serán estudiantes, profesores y técnicos de laboratorios; un segundo y tercer bloque de salidas a las 8:00 y 9:00 de la mañana de unidades que podrán abordar empleados y el resto de usuarios.

En cuanto a las rutas interurbanas, se mantiene el esquema de salida de las unidades y el abordaje será por orden de llegada.

El Vicerrectorado Administrativo y la Dirección de Servicios realizan un seguimiento continuo y permanente del comportamiento del servicio, relacionado con número de usuarios, paradas, rutas, capacidad de las unidades, entre otras, que sirven de insumo para tomar decisiones y solventar los problemas que están surgiendo por la insuficiencia del servicio.

Las 26 unidades disponibles hasta ahora, gracias al aporte de la Corporación AlumnUSB, se mantendrán durante todo el mes de septiembre, informó la vicerrectora administrativa encargada, Mariella Azzato, y la continuidad del servicio durante los próximos meses depende de la recaudación que alcance AlumnUSB.

Desde el período vacacional y ya reiniciadas las actividades se han sumado más actores para abordar el problema del transporte desde otras perspectivas, por lo que se han desarrollado reuniones y encuentros con empresarios, Asociación de Egresados, personas que ofrecen apoyo técnico, tanto propio como externo, con la idea de generar soluciones donde participe toda la comunidad universitaria, usuaria o no del servicio.

Sin embargo, advirtió la vicerrectora, no se ha dejado de insistir en la solicitud de recursos al Ministerio de Educación Universitaria, pues es un servicio que se debe garantizar a la comunidad y cualquier solución inmediata pasa por el envío de esos recursos necesarios para mantener el servicio.

La USB no ha parado de explorar diversas fuentes para solventar el problema, dijo Azzato, por lo que todos los actores que se sumen a la evaluación y solución son importantes, egresados, usuarios, empresarios, alcaldías, gobernaciones, etc.

La idea es garantizar el funcionamiento de la universidad, insistió la vicerrectora, “cumplir nuestras jornadas laborales, recibir a los estudiantes y demostrar la capacidad que tenemos de salir adelante a pesar de las dificultades, de las trabas administrativas gubernamentales y de la falta de respuesta por parte del MEU”.

Así mismo dijo, “sabemos que el problema no está resuelto, pero estamos haciendo todos los esfuerzos por optimizar el servicio, con observaciones y adecuaciones que permitan, en lo posible y sobre la marcha, generar un modelo de movilidad que nos procure una respuesta a los usuarios”.

Fotos: Javier Perozo

Share