55 dólares de presupuesto para la Biblioteca en 2019

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

La crisis presupuestaria ha tocado todas las instancias de la universidad, cada vez son más graves las condiciones en las que se desarrollan actividades docentes, de investigación, extensión y administrativas, y un reflejo de esa realidad es la Biblioteca de la USB, unidad que presenta, entre otros problemas, la contaminación de las colecciones de libros, obsolescencia y precariedad de la plataforma tecnológica y fallas en su infraestructura física.

De acuerdo con el informe elaborado bajo la coordinación de la Dirección de la Biblioteca para el Consejo Académico, las insuficiencias presupuestarias y la falta de acceso a divisas son las razones principales por las cuales esta unidad, adscrita al Vicerrectorado Académico, tenga un rezago de diez años en la actualización y modernización de sus colecciones bibliohemerográficas.

El presupuesto anual estimado para que la Biblioteca se mantenga en condiciones que puedan equipararse con las de una biblioteca de una universidad latinoamericana promedio, está entre los 800.000 y 1.000.000 de dólares. En el 2009 la Biblioteca de la USB tuvo un presupuesto de US $ 2.430.276,74.

En el año 2019, esta unidad recibió apenas Bs. 1.314.380,00, y, según la tasa oficial vigente al mes de septiembre 2019, ese monto representa US$ 55,13 (1 US$ = Bs. 23.675,00), los cuales cubren menos del 0,002% de sus requerimientos.

Esa deficiencia extrema de los recursos de este año sumada a nueve años continuos de presupuestos operativos dramáticamente insuficientes imposibilita actualizar, mantener y preservar la colección de la Biblioteca, explica el informe, así como mantener su infraestructura física y tecnológica, garantizar las condiciones de trabajo y seguridad necesarias para la salud del personal y los usuarios, y asegurar la continuidad, fiabilidad, actualidad y calidad de sus servicios.

Ya en octubre de 2018, la Biblioteca de la USB suscribió el Acuerdo para la Declaración de Emergencia de las Bibliotecas Universitarias y Servicios de Información del Sector Académico, Universitario y de Investigación de la Asociación Nacional de Directores de Bibliotecas, Redes y Servicios de Información del Sector Académico, Universitario y de Investigación, Anabisai.

Debacle de los servicios

La Universidad Simón Bolívar ha sido fuertemente golpeada en los últimos meses debido a la eliminación del presupuesto para el pago de su sistema de transporte universitario, tanto de estudiantes como de personal, lo que ha impactado directamente en los servicios que ofrece la Biblioteca.

El personal de atención al usuario, administrativo y técnico que cumple funciones en la Biblioteca, redujo considerablemente la asistencia a la USB, pues depende en su totalidad del transporte universitario, el cual estuvo inoperativo durante buena parte del trimestre abril-julio, lo que obligó a esa unidad a cerrar sus puertas y a establecer un horario especial restringido.

A la fecha, la Biblioteca de la Universidad Simón Bolívar funciona con horario limitado y condicionado al transporte universitario, y solo mantiene operativo el servicio de renovación y devolución de libros, así como el pago de multas en horario de 8:30 am a 2 pm los lunes, miércoles y jueves.

En Sartenejas, la Biblioteca tiene suspendido el acceso a salas de usuarios, se permite el acceso solo para renovación y devolución de libros, no para nuevos préstamos, y en horario de 8:30 am a 2 de la tarde; está suspendido el préstamo de cubículos, salas de conferencia y acceso a la Sala OPSU de Recursos Electrónicos, así como la recepción de nuevas donaciones (salvo casos excepcionales debidamente autorizadas por la Dirección de la Biblioteca).

En cuanto al catálogo en línea, estará disponible de lunes a jueves entre 8:30 am y 3:00 de la tarde.

La Dirección de la Biblioteca informó que las suspensiones se mantendrán vigentes hasta que se realice una limpieza a fondo del edificio en Sartenejas; mientras, su personal seguirá asistiendo para desempeñar labores de contingencia en áreas restringidas.

Por lo pronto, la Dirección de Planta Física, con el apoyo de la Dirección de Servicios y la Biblioteca, inició los trabajos de retiro de las alfombras deterioradas y no recuperables que constituye el primer paso en el operativo de limpieza requerido.

Share