Con USB Campus Inteligente la Universidad avanzará hacia una mejor gestión

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

Con el proyecto USB Campus Inteligente, la comunidad uesebista y las Autoridades tendrán a disposición una herramienta basada en tecnologías de información geoespacial para mejorar la gestión universitaria.

USB Campus Inteligente fue presentado durante la clase abierta La importancia de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) en la gestión de la USB, en el marco de la asignatura de estudios generales EAD212 Desarrollo Sustentable, que coincidió con la celebración del Día de los Sistemas de Información Geográfica.

El profesor Carlos González, coordinador del Laboratorio de Sistemas de Información Geográfica y Modelado Ambiental (Lsigma), explicó que los SIG (Sistemas de Información Geográfica) permiten compilar, gestionar y analizar datos de muchos tipos, analizar la ubicación espacial y organizar capas de información en mapas y diseños 3D, generando experiencias visuales basadas en datos, patrones, relaciones y situaciones, útiles para la gestión institucional. El uso de los SIG mejora la productividad y hace más eficiente la toma de decisiones.

Ligia Cisneros, estudiante de la Escuela de Geografía de la UCV y tesista en el Lsigma, detalló que USB Campus Inteligente comenzó a desarrollarse en 2019, está basado en el concepto de ciudad inteligente (smart city) que involucra el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para formar gobiernos eficientes con la ayuda de la participación ciudadana.

El objetivo, dijo, es la aplicación de tecnologías de información geoespacial para buscar soluciones a los problemas de la USB, con ayuda de información levantada por todos los que hacen vida en la Universidad. “Nos basamos en lo dicho recientemente por el rector Enrique Planchart, quien afirmó que la USB debe buscar potenciar el uso de la tecnología para mantenerse funcionando y minimizar el impacto de la crisis”.

Los ámbitos de acción del proyecto son: la organización de los bienes inmuebles, los registros de los bienes muebles, el inventario de las áreas verdes, la promoción de la tecnología para que la comunidad se apropie de ella y participe como gestora y auditora, la dotación de los servicios y la educación de la población universitaria en el manejo de las TIC.

Mapa base digital de la USB

Uno de los grandes apoyos de USB Campus Inteligente son las herramientas que brinda Esri de Venezuela, organización de dedicada al desarrollo del conocimiento geográfico del país y el uso de la tecnología de SIG. Utilizando los storymaps de ArcGis es posible combinar mapas interactivos con textos, contenido multimedia, que hacen más digerible la información. “Por ejemplo, el storymap puede contener el estado de las instalaciones de la Universidad, enlaces a información adicional sobre los problemas de servicios, y cualquier persona puede interactuar con la herramienta y entender la información”, explicó González.

En este sentido, uno de los primeros productos de USB Campus Inteligente es un mapa base digital de la USB, interactivo y con diferentes niveles de detalle que aportan información sobre el estado de la infraestructura o áreas verdes, por ejemplo. “Este mapa es accesible desde dispositivos móviles, y permite a las personas ubicarse en todos los espacios de la Universidad”. Por supuesto, habrá información sensible que no será pública en esta herramienta.

Anthony Piña, estudiante de Urbanismo y tesista de Lsigma, explicó los pasos que se han desarrollado para sistematizar la información geoespacial del campus de Sartenejas, trabajando de la mano con la Dirección de Planta Física (DPF). “No comenzamos de cero, la DPF contaba con un acervo cartográfico de los años 80 con información muy completa, lo que hicimos fue potenciar esos datos e información con las tecnologías SIG”.

Para actualizar la cartografía del campus, utilizaron el paquete de datos del valle de Sartenejas obtenido a partir de la tecnología Lidar (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging), donado a la USB en 2018 por la empresa Aeronautical Supplies, N.V. “Con esto tuvimos mayor precisión para consolidar la base cartográfica”.

Además, con apoyo de Esri se realizaron vuelos de drones, conducidos por Eliécer Fajardo, para actualizar aún más los datos con apoyo de la herramienta Drone2map. “En 2019 se realizaron 5 vuelos de drones que totalizaron 11 horas y 160 hectáreas cubiertas. Esto permitió procesar digitalmente cada punto de la USB”.

Con esta información, destacó Piña, la DPF puede tener una base para la planificación y mantenimiento de las edificaciones, espacios internos y jardines, teniendo para cada área una base de datos relacionada y la posibilidad de editar y actualizar los datos. “Sobre la estructura con la que ya contaba la DPF, se incluye información de las edificaciones; luego de los espacios internos vinculados a tipologías y categorías de uso; después, se completa la información de cada espacio indicando qué unidades intervienen en su administración, qué usuarios hacen vida en esos espacios y cuál es el inventario de objetos y mobiliario de cada uno de ellos. Cada componente puede llegar a ser interactivo, y permite un análisis de las necesidades que se quieran resolver”.

Estado de las instalaciones sanitarias

Otra de las áreas que está abordando el proyecto USB Campus Inteligente es el estado de las instalaciones sanitarias de la USB.

Jonathan Pires, estudiante de la Escuela de Geografía de la UCV y tesista en el Lsigma, está realizando este trabajo junto con la DPF.

En una primera etapa, contó con la colaboración de 32 estudiantes del curso Desarrollo Sostenible para el levantamiento de la información. A los estudiantes se les dio capacitación sobre cómo hacer la auditoría y llegaron a hacerla completa en 130 de las 463 instalaciones sanitarias de Sartenejas (baños, duchas, lavamopas). “Llegaron a la puerta de 204 instalaciones, de las que pudieron identificar la señalética: 76 de hombres, 68 de mujeres, 58 lavamopas y 2 mixtos”.

Utilizando un panel estadístico de la herramienta ArcGis, detalló Pires, se puede observar datos como el tipo de ventana por instalación sanitaria, las cerraduras y bombillos con los que cuentan, los que faltan o están dañados, cuántos urinarios faltan, cuántos lavamanos están funcionado, cuáles piezas han sido sustraídas, entre otros muchos datos. “Es información útil para conocer el estado de deterioro, definir políticas de gestión, seguimiento y mantenimiento. Esto mismo puede aplicarse a cualquier otro ámbito de la Universidad. Mediante los paneles estadísticos se visualiza la infraestructura en tiempo real, se obtienen indicadores claves para hacer una mejor gestión”.

Apropiarse de la tecnología SIG

USB Campus Inteligente también está trabajando con la Comisión de Actividades Complementarias en una aplicación que permita la administración de los espacios para alquiler con los que cuenta la USB, así como en otra herramienta que muestra el estado de salud de los árboles del campus.

Además, en la asignatura Desarrollo Sustentable se está trabajando en otra herramienta que contribuiría a la campaña por la recuperación del Laberinto Cromovegetal, a través de la concientización y captación tanto de voluntarios para las jornadas de limpieza y desmalezamiento como de recursos monetarios.

Para finalizar, el profesor González afirmó que la comunidad y Autoridades se deben convencer de la importancia y utilidad de SIG para la gestión universitaria y apropiarse de esta tecnología para que se impulse todavía más el proyecto USB Campus Inteligente.

Agradeció el apoyo de la DPF, Esri de Venezuela, Total, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y la ONG Equipo Cigir.

Fotos: Javier Perozo

Share