Gioconda San Blas reconocida con el Premio Simón Bolívar por su trayectoria científica y docente

El trabajo de investigación de los profesores uesbeistas Marcos Antonio Sabino, Jorge Stella y Carmen Padrón fue reconocido con el Premio Andrés Bello de la Apusb

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

La investigadora Gioconda Cunto de San Blas, en un acto celebrado el viernes pasado en la Casa del Profesor, recibió el Premio Simón Bolívar, edición 2019-2020, en reconocimiento “a sus valiosos y sostenidos aportes a la ciencia y la educación en Venezuela”.

El jurado del premio que otorga la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (Apusb), consideró que el alcance de la actividad científica de San Blas ha obtenido una meritoria proyección internacional, especialmente en el área de microbiología, y ha sido destacado su trabajo científico y docente en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) y en la Universidad Central de Venezuela.

El jurado estuvo conformado por los profesores William Anseume, presidente de la Apusb, Giuseppe Giannetto, exrector de la Universidad Central de Venezuela, y Benjamín Scharifker, Profesor Emérito y exrector de la USB.

San Blas es la primera mujer que obtiene el Premio Simón Bolívar que se otorga desde 1982, según informó William Anseume, presidente de la Apusb.

La investigación hecha en casa también fue premiada en el acto de celebración del Día del Profesor Universitario.

Fueron galardonados con el Premio Andrés Bello, por su labor de investigación durante los dos últimos años, los profesores Marcos Antonio Sabino, en la mención Ciencias Básicas, Jorge Stella, en la mención Ciencias Aplicadas, y Carmen Padrón, en la mención Ciencias Sociales.

El jurado de la mención Ciencias Básicas, integrado por los profesores Gloria Buendía, Carlos Bosque y José Luis Paz, consideró como el más destacado el trabajo Caracterización físicomecánica y evaluación biológica de la resina compuesta de relleno a granel del profesor Marcos Antonio Sabino, del Departamento de Química. Lo premió por su originalidad, calidad y aportes a un área de investigación de suma importancia y potencialidad en la industria.

El Premio Andrés Bello, mención Ciencias Aplicadas, lo ganó el profesor Jorge Stella, del Departamento de Ciencias de los Materiales, por su trabajo científico titulado Influencia de la adición de partículas de alúmina microtizadas sobre el daño inducido en materiales por cavitación vibratoria.

El jurado integrado por los profesores Vicenzo Constanzo, Miguel Bosch y Adelmo Ortiz consideró que el artículo, producto de una investigación realizada en su totalidad en la USB, representa una importante contribución teórica y experimental en el área.

En la mención Ciencias Sociales, la ganadora fue la profesora Carmen Padrón, del Departamento de Tecnología de Servicios.

Según el jurado conformado por las profesoras Lilian Pineda Varela y Sandra Leal, en los dos últimos años la profesora Padrón ha destacado por la dedicación a la investigación en el área de transporte, seguridad vial y afines, resaltando sus publicaciones en revistas indexadas y arbitradas y la importancia y actualidad de los temas investigados.

Unidad frente a la sentencia 0324

En sus palabras, la ganadora del Premio Simón Bolívar, Gioconda San Blas, advirtió el peligro que se cierne sobre las universidades venezolanas con la sentencia 0324 del Tribunal Supremo de Justicia “que bajo la premisa de renovar autoridades luego de años de atraso en la materia, ordena a las universidades autónomas a celebrar elecciones tumultuarias en su seno, a más tardar el próximo mes de febrero de 2020, con el indisimulado propósito de aniquilar el Claustro Universitario y hacerse con el control institucional”.

Para la científica solo existe una manera de enfrentar este peligro: oponerse activamente a la sentencia 0324. Pero, enfatizó, que cualquier acción de oposición de las universidades debe contar con una comunidad universitaria, “no solo los profesores”, cohesionada hacia ese objetivo. “Una acción solitaria, si no va acompañada de acciones conjuntas, masivas, puede resultar frágil y serviría para justificar reacciones del régimen en contra de la universidad. No les quepa la menor duda. Pero no hacer nada tampoco puede ser una opción, como ya dije”.

Para finalizar, destacó que en los tiempos actuales “no vale el silencio cómplice, el mirar hacia otro lado. Por el contrario, son momentos en que cada quien debe replantearse su posición frente al Estado para impedir que decisiones individuales erróneas nos lleven más adelante a merecernos una condena colectiva similar (aunque, sin duda, en un contexto diferente) a la que el Brigadier General Telford Taylor lanzó a los académicos alemanes en los juicios de Nuremberg, al increparles su falta de decisión para oponerse a la pseudo-ciencia nazi. Dijo entonces el General Taylor: ‘…Ustedes son los hombres que fallaron absolutamente a su país y su profesión, que no mostraron coraje, ni sabiduría, ni vestigio alguno de carácter moral…’ Nuestros profesores y estudiantes universitarios estarán por encima de esa lapidaria sentencia. No espero otra cosa”.

Acto de resistencia

El profesor Anseume destacó que la entrega de los Premios Universitarios 2019 constituye “un acto de resistencia más de los universitarios en medio de las peores condiciones que han atravesado la USB y todas las universidades venezolanas”.

La Universidad venezolana, expresó, “no es fácil de doblegar”. “Con actos como el de hoy fortalecemos la lucha por defender la institucionalidad de la Universidad. Pero no basta resistir, debemos contrarrestar con los mecanismos cívicos, legales, universitarios y académicos para enfrentar el reto que se nos impone desde el poder”.

Rector Planchart presente

El rector Enrique Planchart no pudo asistir al acto porque se encuentra de reposo médico, pero envió unas palabras que fueron leídas por su esposa Isbelia Martín.

En su mensaje, Planchart felicitó a los profesores universitarios en su día, en especial a los premiados, y los animó a “continuar con su labor de hacer país, una tarea que en los últimos años se ha convertido en heroica”.

La mayor riqueza de la sociedad es su capital humano, expresó Planchart en su mensaje, y para la búsqueda de la verdad y la producción y transmisión de conocimientos, las universidades cuentan con sus profesores como baluarte. “Así es entendido en los países más desarrollados y en las mejores universidades del mundo que procuran atraer a los mejores profesores y mejores científicos. Ustedes hacen la diferencia en medio de las dificultades, dando un ejemplo vital; les corresponde continuar la lucha contra la barbarie, no solo en sus tareas académicas, sino también como ciudadanos que valoran la autonomía de la universidad como un elemento esencial para que la universidad cumpla con su misión y logre formar generaciones y generaciones de ciudadanos libres”.

Los Premios Universitarios 2019 de la Apusb tuvieron como patrocinadores a Empresas Polar, Coca Cola, Santa Teresa y Ron Carúpano.

Alzuro Hernández, representante de Ron Carúpano, entregó a la profesora San Blas un barril de Ron Caripe. Asimismo, con bombones elaborados por Junitza Guerrero, dirigió una cata de ron y chocolate para los asistentes al acto.

Share