Trabajadores protestaron frente al rectorado por deuda del 47% de la quincena

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

Los trabajadores del sector obrero reunidos en la asamblea realizada hoy, aprobaron trasladarse hasta la Casa Rectoral para protestar por la falta del pago de 47% de la segunda quincena del mes de enero, y de que al día de hoy no ha habido respuesta por parte de los organismos del gobierno sobre ninguno de sus reclamos.

Las razones por las cuales los obreros se mantienen en conflicto y en asamblea permanente, persisten y se agravan, debido a que no han recibido, durante los últimos cuatro años, la dotación de uniformes e implementos de seguridad que son considerados vitales para el cumplimiento de sus funciones de mantenimiento, limpieza, desmalezamiento, entre otras.

Mariella Azzato, vicerrectora administrativa encargada, atendió al grupo de obreros concentrados a las puertas del rectorado, quienes solicitaron información sobre las gestiones que han hecho las autoridades rectorales ante los entes gubernamentales para agilizar los pagos de las deudas.

La vicerrectora reiteró la información de la cantidad de oficios, llamadas y comunicaciones con el MEU, PAF y Opsu, a fin de tener confirmación sobre el envío de recursos para el pago del complemento de la segunda quincena de enero, y explicó nuevamente que desde el MEU se han enviado los recursos incompletos para el pago de las quincenas desde el mes de noviembre, sin embargo, la USB ha pagado los montos totales que se han completado con las economías generadas por la cantidad de renuncias (alrededor de 25%) del personal académico, administrativo y obrero que han ocurrido en los últimos meses.

Los recursos que espera la USB lleguen esta tarde para el pago del 47% ascienden a 2.600 millones de bolívares, monto que no posee la Universidad en estos momentos.

A pesar de que la USB ha estado cubriendo al Ministerio, dijo, los dos últimos aumentos (octubre 2019 y enero 2020) superaron la capacidad de pago con las economías de la Simón Bolívar. “Nos están castigando”, dijo la profesora, y “quieren obligarnos a trabajar sin los implementos necesarios y en condiciones de riesgo”.

Azzato dijo que los técnicos del PAF y Opsu trabajan de la mano y dan el apoyo necesario a los técnicos de la USB, “estamos agradecidos con ellos porque están atentos a la información y el envío del dinero, pero el desembolso de los recursos no depende de ellos, sino de instancias superiores”.

Además, reiteró el hecho de que mensualmente la USB introduce conceptos como HCM, seguro funerario, transporte, entre otros rubros, a los gastos de personal, pero siempre los excluyen y envían recursos (insuficientes) solamente para el pago de la nómina.

La lucha no termina hoy, aseguró la vicerrectora, “seguiremos en pie hasta que lleguen los implementos de seguridad, los uniformes y se atiendan los reclamos justos de todos los trabajadores”.

El presidente de la junta directiva de Atausibo, Leonardo Caraballo, dijo que en este gremio se reconocían las trabas de la Opsu en la tramitación de las nóminas, pidió la flexibilización de los horarios de todos los trabajadores y apoyó la propuesta de la vicerrectora de realizar una asamblea, con todo el personal, para explicar el proceso de formulación de la maqueta que mensualmente elabora la universidad para el pago de las quincenas.

El paro se mantendrá hasta que sea cancelado el 47% de la segunda quincena de enero, por lo que mañana no habrá servicio de transporte urbano en Sartenejas.

Para el lunes está programada una nueva asamblea de trabajadores a las 10:00 de la mañana en la que decidirán sobre la realización de nuevas acciones.

Fotos: Alfredo Terán

Share