USB aprobó 2.315 cupos para la cohorte 2020

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

El Consejo Directivo, en la sesión realizada el 6 de julio, aprobó 2.315 cupos para el ingreso de la cohorte 2020, de los cuales 1.235 son para las carreras largas y 1.080 para las carreras cortas.

De los 1.235 cupos de carreras largas, 1.055 serán administrados en la sede de Sartenejas y 180 en la sede del Litoral. En cuanto a los 1.080 cupos de carreras cortas, 280 serán administrados en Sartenejas y 800 en el Litoral.

Según la decisión, se reserva 20% (463) del total de los cupos por carrera para ser administrados a través del Mecanismo para el Empoderamiento de Competencias Educativas (Mece USB) en su edición 2020, mientras que 80% (1.852) restante será asignado por el Sistema Nacional de Ingreso administrado por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) en su edición 2020.

Disminución de cupos

La decana de Estudios Profesionales, Solange Issa, informó que con respecto al año anterior, en siete de las carreras largas hubo una disminución entre 5 y 10 cupos, doce carreras mantuvieron los mismos cupos del año pasado, una aumentó 10 cupos (Ingeniería Eléctrica), y dos carreras registraron una disminución de más de 10 cupos: Ingeniería de la Computación pasó de 80 a 60 cupos y Arquitectura de 70 a 25 cupos.

Los cambios o estabilidad en el número de cupos están justificados por los informes de las Coordinaciones Académicas que evalúan los recursos con los que cuenta la carrera (personal académico y administrativo, infraestructura, dotación y condiciones de los laboratorios) para dar una atención a los estudiantes que garantice la calidad de la educación que reciben.

Caso Arquitectura

En el caso de Arquitectura, de acuerdo con el informe de la coordinadora de la carrera, Aliz Mena, el déficit de personal docente mantiene en situación crítica a varias secciones del Departamento de Diseño, Arquitectura y Artes Plásticas al que pertenece 70% de las materias de la carrera.

La situación más crítica es la de la sección de diseño (eje central de la carrera) que contiene once materias que se abren todos los trimestres, pero solo cuenta con siete profesores para dictarlas. La sección de diseño contaba regularmente con 20 a 30 profesores y es además la que atiende la mayoría de proyectos de grado.

El profesor Jorge Villota, director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, destacó que Arquitectura es una de las carreras más demandadas en la USB, que suele llenar rápidamente los cupos ofrecidos. “Es un referente en el ámbito nacional y regional y sus egresados han demostrado la calidad de su trabajo”.

Lamentablemente, explicó, la carrera enfrenta una serie de problemas, empezando por el deterioro de la planta física. Por el hurto de un cableado los salones norte y sur están inhabilitados por falta de luz, además el área este del pabellón 5 sufrió daños en el techo.

El pabellón también fue afectado durante dos trimestres por una falla eléctrica ocasionada por el daño a la acometida eléctrica y que pudo solucionar la Dirección de Planta Física a principios de este año.

En cuanto al personal académico, el profesor Villota destacó que debido a la jubilación de profesores y la dificultad para atraer candidatos a los concursos de cargos académicos, por lo poco atractivo del salario universitario, hay un déficit de docentes y se ha dejado de formar una generación de relevo. En la parte administrativa también falta personal de apoyo para la atención de estudiantes y profesores.

Igualmente, existen limitaciones para dictar materias con las Tecnologías Digitales Disponibles, en especial del Ciclo Básico. Como hecho positivo, Villota destacó el esfuerzo de los profesores de los talleres de diseño para dar cierre a distancia al trimestre enero – marzo con buenos resultados.

Share