95 estudiantes aprobaron Programa de Refuerzo Académico

95 estudiantes aprobaron en Programa de Refuerzo Académico (PRA) y obtuvieron su ingreso a carreras de la Universidad Simón Bolívar.

El informe final del PRA, programa adscrito al Decanato de Extensión y coordinado por el profesor Pedro Ovalles, señala que pese a las dificultades por tener que adaptarse rápidamente a la modalidad de clases a distancia con el uso Tecnologías Digitales Disponibles (TDD), se cumplió con la misión original de desarrollar habilidades, capacidades y competencias en los estudiantes que les permitan afrontar con mayor preparación los planes de estudio de la USB.

Las clases del PRA se iniciaron el 10 de febrero con 195 estudiantes que participaron en la validación presencial de la convocatoria del Mecanismo para el Empoderamiento de Competencias Educativas, MECE 2.1, realizada el 6 de diciembre de 2019 en la sede de Sartenejas, y que no lograron su ingreso a la USB.

El programa se diseñó para ser impartido en veinte semanas con tres asignaturas: Matemáticas, Lenguaje instrumental y Desarrollo de destrezas intelectuales.

A partir del 16 de marzo, debido a la declaratoria de emergencia por la pandemia, comenzó el proceso de adaptación del programa a una modalidad no presencial, realizando actividades usando las TDD. “El mes que los estudiantes estuvieron en la USB presencialmente fue fundamental para construir relaciones directas con profesores, preparadores y personal del programa, y fue una clave para el éxito que tuvo en su fase no presencial. Un programa de este talante, educativo y asistencial, debe estar llevado en todos sus niveles (coordinación, profesores, preparadores) por personas con una profunda sensibilidad, y con una clara visión de lo que se necesita de ellos”, destaca el informe.

En julio se mantenían en el programa 145 estudiantes y se preparó un plan de acción para completar el temario y las evaluaciones. Al culminar las actividades, 95 estudiantes aprobaron el programa y 36 terminaron pero no aprobaron.

Otro punto destacado en el informe es la encuesta respondida en mayo por 117 estudiantes del programa (60%), de los cuales 60% manifestó que en su casa tenía servicio eléctrico a veces y 65% que contaba con acceso a internet.

En este sentido, el informe indica que “la exclusión involuntaria de estudiantes por falta de recursos tecnológicos es algo que se escapa de nuestras manos, sin embargo, como Universidad tenemos que al menos elevar la voz de que esto no está bien, que la nueva realidad está ampliando la desigualdad y la autoexclusión que ya venía con un crecimiento desproporcionado”.

Asimismo, el informe final del PRA resalta que la USB tiene más de 20 años de experiencia en programas de este tipo que contribuyen a la preparación de quienes aspiran a cursar estudios universitarios, pero arrastran deficiencias en áreas básicas del bachillerato.

El Consejo Directivo aprobó el informe el 16 de octubre pasado y designó una comisión que elabore una propuesta que atienda la asignación a carrera de los 95 aspirantes que aprobaron el programa.

Share