51 Aniversario: 46.177 profesionales de pregrado y postgrado han egresado de la USB

Este martes 19 de enero se cumplen 51 años del inicio de actividades académicas de la Universidad Simón Bolívar.

Desde entonces, la USB ha graduado a 46.177 profesionales de pregrado y postgrado en sus dos sedes, Sartenejas y Litoral, de acuerdo con los indicadores de la Secretaría.

De las carreras de Licenciatura, Ingeniería, Arquitectura y Urbanismo han egresado 28.907 profesionales, y de las carreras de Técnico Superior Universitario (TSU) lo han hecho 8.836.

De los estudios de postgrado han egresado 8.434 profesionales: 4.389 de los programas de Especialización, 3.554 de Maestría y 491 de Doctorado.

La USB arriba a 51 años atravesando la peor crisis de su historia, en palabras del rector Enrique Planchart.

En un reciente comunicado del Consejo Directivo, en rechazo a la cuota presupuestaria asignada por la Opsu, de apenas 0,4% de lo solicitado, la Universidad expone la magnitud de la crisis y advierte que ante la situación de insuficiencia presupuestaria le será difícil cumplir con sus funciones.

En ese documento se señala que desde el año 2010 hasta el 2019, la USB ha tenido una caída drástica de casi el 50% de su matrícula universitaria (49,08%), pasando de 10.095 a 5.140 estudiantes, por falta de presupuesto universitario.

Asimismo, se señala la gravísima situación de la Biblioteca, los Laboratorios y los sueldos y salarios del personal académico, administrativo y obrero.

En el caso de la Biblioteca, tras diez años de presupuestos sustancialmente por debajo del 1%, si se compara con los montos recomendados para bibliotecas académicas latinoamericanas, la Biblioteca de la USB se vio obligada a cerrar sus puertas en Sartenejas desde octubre 2019, y en Camurí desde febrero 2020. “Desde hace más de un lustro, el presupuesto no alcanza para comprar ni un solo libro ni suscribirse a una sola revista, en físico o digital”.

En cuanto a la Unidad de Laboratorios, encargada de operar, conservar y mantener las instalaciones, equipos e instrumentos con fines académicos, de investigación y de servicios, ha recibido en los últimos cuatro años una asignación presupuestaria por debajo de las necesidades reales. “Esto ha ocasionado el deterioro de los mismos, impactando directamente la adquisición, reparación, mantenimiento y actualización de los equipos existentes, así como también la compra de materiales e insumos”.

Pese a los problemas, a los que se sumó el año pasado la pandemia, la Universidad Simón Bolívar sigue haciendo enormes esfuerzos por seguir funcionando. El año pasado se ofreció un período especial de clases en junio-julio y se culminó el trimestre enero-marzo 2020 que había quedado en suspenso por la emergencia sanitaria.

Hoy 18 de enero comenzaron las actividades académicas del trimestre enero-marzo que se dictará a distancia, mediante el uso de las tecnologías digitales disponibles, y en el cual se inscribieron 3.977 estudiantes de pregrado y postgrado.

Share