USB exige asignación de recursos financieros de 2021 y 2020 para seguir funcionando

La Universidad Simón Bolívar, mediante un comunicado del Consejo Directivo, exigió al Estado venezolano cumplir con la asignación de los recursos financieros aprobados en el presupuesto para 2021, y a Tesorería Nacional ponerse al día con los recursos no desembolsados del año 2020.

Dice el comunicado que a pesar de la  pandemia y las extremadamente deficitarias asignaciones presupuestarias del Estado venezolano para que la USB cumpla con su misión, “el Consejo Directivo en reivindicación de los principios rectores y el valor de la autonomía universitaria, ha decidido mantener a la Universidad en funcionamiento, priorizando el compromiso de continuar con la formación de sus estudiantes de pregrado y postgrado”.

De forma extraordinaria, indica, la Universidad continuará atendiendo las necesidades y demandas de servicios que se requieran para la operatividad en condiciones mínimas durante el trimestre abril-julio 2021. Sin embargo, “el funcionamiento de futuros trimestres sólo será posible si se reciben oportunamente las asignaciones presupuestarias que nos corresponden como institución del Estado”.

Sobre el trimestre abril-julio, que comienza hoy 10 de mayo, el comunicado destaca que se está realizando con una oferta limitada de asignaturas en modalidad no-presencial, “haciendo uso de los reducidos recursos económicos provenientes de ingresos propios por los servicios de extensión y desarrollo que realiza nuestro personal, así como de aportes de nuestros egresados y amigos de la USB, sacrificando, en este trimestre, otros programas que se beneficiarían con dichos recursos”.

Igualmente, resalta que la oferta de asignaturas del trimestre “se hace gracias al enorme esfuerzo del personal de la comunidad universitaria, quienes a pesar de estar recibiendo unos salarios insignificantes están cumpliendo con sus actividades. Muchos profesores están utilizando sus poquísimos ahorros para mantener equipos y pagar los servicios de conectividad para impartir clases en línea, al igual que para la realización de los procesos académico-administrativos imprescindibles de la universidad”.

La elaboración del comunicado fue acordada por el Consejo Directivo en la sesión del 5 de mayo pasado.

Share