La USB despidió con honores al Rector Enrique Planchart

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

Con la presencia de familiares, autoridades rectorales, personalidades del ámbito académico, científico y gubernamental, la comunidad de la Universidad Simón Bolívar despidió al Rector Enrique Aurelio Planchart Rotundo, en el acto solemne realizado en la Sala de Arte Colonial de la Casa Rectoral.

Desde antes de las 10 de la mañana, el personal académico, administrativo y obrero se reencontró después de un año, debido a la declaración de la pandemia, y llenó los espacios abiertos y áreas comunes de la Casa Rectoral, guardando las medidas de bioseguridad, para esperar la llegada del féretro.

Con las notas del Himno Nacional interpretadas por la orquesta de cuerdas, con miembros del Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela, bajo la dirección del Maestro Alfredo Rugeles, entró el féretro a la Casa Rectoral.

Posteriormente, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la USB rindió los honores e hizo el conferimiento del Botón Dorado, medalla de 10 años de servicio distinguido y la barra de Espíritu al Trabajo al Rector Comandante en Jefe profesor Enrique Planchart por su apoyo incondicional a esa institución.

Seguidamente se dio inicio a las guardias de honor en las que participaron el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la USB, la Asociación de Egresados, AEUSB, la Federación de Centros de Estudiantes, Fceusb, y la Asociación de Profesores, Apusb.

Conciencia del valor de la educación

Luego de la misa ofrecida por el presbítero Ramón Vinke, el rector de la Upel, Raúl López, leyó las palabras escritas por Cecilia García Arocha, rectora de la UCV, quien destacó la amistad que la unió con el rector Planchart y su trayectoria de vida dedicada a la educación y defensa de la autonomía universitaria.

Benjamín Scharifker, exrector y Profesor Emérito de la USB, dio su discurso en el que reconoció la rigurosidad con la cual el Rector Planchart condujo su vida. “Una rigurosidad que quizá vino de su formación matemática, pero que más allá del análisis y de la geometría le atribuyeron un dominio extraordinario del espacio y del tiempo para poder desarrollar una visión estratégica que le permitió realizar los muchos aspectos académicos que hizo a lo largo de su vida. Un pensamiento estratégico que en los últimos años de su vida puso a la orden de la universidad entregando su visión de futuro hasta su último aliento”.

Scharifker también recordó el paso del profesor Planchart por el Consejo Superior, donde “no solo defendió los principios académicos, sino que lo hizo con gran dignidad y con un enorme apego y respeto a los derechos humanos que en más de una ocasión quisieron transgredirse”.

Otro aspecto que destacó fue su conciencia del valor de la educación; “porque solamente a través del valor del conocimiento, él estaba convencido, se podían resolver las incertidumbres. Enrique le supo dar certidumbre a esta universidad y a la academia por largos años”.

“Llegó el momento de despedirlo. Una muy triste despedida pero como dice nuestro himno nuestra vida es llama de esperanza como los cielos al amanecer, y estoy seguro que su vida será inspiración para todos nosotros para la continuidad de esta hermosísima institución a la que todos los aquí presentes nos debemos. Celebremos entonces la vida de Enrique Planchart”.

Defensor del libre pensamiento, la libertad y la democracia

Héctor Herrera, Secretario encargado, describió al profesor Planchart, Profesor Emérito de la USB, como ejemplo vivo de compromiso institucional, defensor del libre pensamiento, la libertad y la democracia. Hombre de avanzada e ilustre venezolano comprometido con la academia, a la que dedicó su vida”.

Herrera destacó del profesor Planchart la conducción, durante 12 años, de la USB, lo cual hizo con “entereza, rectitud, prestancia académica y calidad educativa, acérrimo defensor de los valores uesebistas, fomentando la innovación, participación y la productividad, especialmente la pluralidad, haciendo hincapié en el permanente aprendizaje y desarrollo, comprometido siempre con la excelencia”.

“En sus discursos, en los actos de grado les recordaba a los graduandos que egresaban de esta universidad como ciudadanos libres, con valores éticos, líderes y libres emprendedores de alta calidad profesional y humana, orientados hacia la creatividad, la innovación, la producción, la sensibilidad y solidaridad social. Esa era su epístola, lección que aprendimos y prometemos mantener en su memoria”.

Un servidor público al servicio de la educación

César Trómpiz, Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, en nombre del gobierno nacional, expresó sus condolencias a la esposa, hijos, nietos y a la USB, y enfatizó del profesor Planchart sus años dedicados a la educación, su calidad profesional, su trayectoria científica y su destacada labor como servidor público. “Fue un disciplinado servidor público de la nación venezolana, perfecto articulador con las instituciones encargadas de la planificación y dirección, siempre sosteniendo visiones y llevando adelante proyectos al servicio de la educación gratuita, pública y de calidad”.

Trómpiz expresó el “reconocimiento pleno del gobierno nacional y del Jefe de Estado a la figura, el honor, a la virtud académica y ética representada en el doctor Planchart”.

Por último, manifestó que “tenemos desde ahora la deuda de sistematizar los grandes aportes de la vida de Enrique Planchart a la educación y la ciencia de Venezuela, hacerle un justo reconocimiento para que las nuevas generaciones puedan seguir el ejemplo de una vida entregada al servicio, la academia y la educación”.

Durante todo el acto de despedida del Rector Planchart, la música estuvo presente con un repertorio que dio el toque sublime: «Aria» de la Suite No 3 de Juan Sebastián Bach, Adagio de Tomaso Albinoni, Coral No 10 de la Cantata No 147 (particellas en adjunto) y Ave Verum Corpus, motete de W. A. Mozart, obras presentadas en conjunto con el grupo coral.

Además se presentó el grupo coral conformado por miembros del Orfeón Universitario Simón Bolívar, exorfeonistas e integrantes de la Schola Cantorum de Venezuela, bajo la dirección de María Guinand y Pedro Silva.

A la salida del féretro, los asistentes se ubicaron en la calle frente a la Casa Rectoral y con un fuerte y sostenido aplauso le dieron el último adiós al Rector Planchart, mientras los vehículos del Cuerpo de Bomberos Voluntarios hacían sonar las sirenas en señal de despedida.

Fotos: Alfredo Terán

Share