“En Vargas el gobierno es reproductor de riesgos”

  • Servicio comunitario de la USB trabaja en la reducción de riesgos hidrometereológicos mediante la creación de un Sistema de Alerta Temprana.
  • 15 escuelas de la Parroquia Naiguatá ya han sido formadas por los uesebistas en materia de Gestión de Riesgos.
elvinbarreto
Elvin Barreto explicó en la Feria de Servicio Comunitario USB, edición 2016, la importancia de desarrollar una cultura preventiva de riesgos.

Lisbeth Bernal / Departamento de Información y Medios USB.-

Al construir Misión Vivienda en zonas ya inundadas del estado Vargas, el gobierno nacional se convierte en reproductor de riesgo, aseguró Elvin Barreto, coordinador de un proyecto de servicio comunitario uesebista que pretende crear una cultura preventiva en las comunidades para evitar que se repitan tragedias como la vivida en esta región hace 19 años.

Luego del deslave ocurrido en diciembre de 1999 que dejó una cifra de fallecidos que ronda los 30 mil y destruyó gran parte del estado Vargas, incluyendo casi todas las instalaciones de la USB Sede del Litoral; Barreto informó en la Feria de Servicio Comunitario USB, recientemente celebrada, que se está desarrollando un proyecto que busca crear un Sistema de Alerta Temprana para la Gestión de Riesgos de la Parroquia de Naiguatá, la cual registra más de 14 mil habitantes entre los pueblos que la conforman: Carmen de Uria, Care, Anare, El Tigrillo y Camurí­ Grande.

Este sistema “consiste en implementar medidas que permitan actuar a la comunidad ante situaciones de emergencia”. La idea, explicó, es alertar, de una manera rápida y eficaz a los habitantes de estas zonas sobre algún evento hidrometereológicos, para que sepan qué deben hacer y a dónde deben dirigirse para mantenerse a salvo del peligro.

Entre esas medidas cuenta que se hacen monitoreos de precipitaciones, se establecen canales de comunicación con los líderes comunitarios y se preparan a las comunidades y escuelas.

Para realizar estas labores, los estudiantes recibieron charlas de inducción sobre la gestión de riesgos, cultura preventiva y cómo promoverla en las comunidades. También aprendieron a construir pluviómetros comunitarios y a elaborar protocolos para desalojo en caso de emergencia.

Otro producto elaborado por los jóvenes uesebistas es un blog que fue diseñado como repositorio de todos los trabajos que han sido realizados como parte del servicio comunitario.

El proyecto de servicio comunitario arrancó en el año 2010, gracias a una propuesta de la profesora Lelys Bravo. Durante su desarrollo ha recibido el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Embajada Británica y la Fundación Banco Mercantil, los cuales han entregado diversos aportes para darle continuidad y ampliar su alcance. Sin embargo, aún no ha logrado sellar alianzas con organismos gubernamentales vinculados al tema como Protección Civil y Administración de Desastres, Viceministerio para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, y la Zona Educativa de Vargas.

Hasta la fecha, 53 bachilleres han culminado este servicio comunitario, el cual ha llegado a 15 escuelas, en donde estudian entre 230 y 300 escolares de Naiguatá, principalmente.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *