IPP reitera compromiso de apoyar al profesor y su grupo familiar

El seguro de HCM del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad Simón Bolívar (IPP-USB) que ampara a los profesores y su grupo familiar, logró cubrir en 2020 a 2.434 afiliados mediante el Plan A y a 1.908 afiliados a través del Plan B de exceso.

El profesor Omar Pérez Avendaño, presidente del Comité Ejecutivo del IPP-USB, informó en una nota de prensa que se dio cobertura “oportuna y satisfactoria a 98% de los siniestros presentados, correspondiendo el restante a lo considerado casos cuasi-catastróficos, en especial los afectados por el covid-19. En este sentido, desde el Comité Ejecutivo del IPP consideramos que cerramos el año pasado con cifras alentadoras que expresan nuestro compromiso de velar, en la medida de lo posible, por la protección social de quienes han depositado su confianza en nuestra gestión”.

El profesor Avendaño indicó que “de manera permanente estamos ajustando la cobertura del seguro a los efectos de contrarrestar el impacto negativo que sobre su efectividad generan tanto el índice hiperinflacionario que afecta a todos los bienes y servicios que se ofrecen en el país, en especial a los servicios médicos, y la devaluación constante de nuestro signo monetario nacional, que hace trizas a velocidad agigantada la capacidad de compra del venezolano”.

Por ejemplo, en julio pasado la cobertura estuvo en el orden de los 400.000.000 de bolívares (1.951 dólares americanos al cambio del momento) y en diciembre cerró en 1.850.000.000 de bolívares (1.831 dólares americanos al cambio del momento). “Adicional a esto, hemos mantenido el programa de medicamentos por enfermedades crónicas, que le permite a cada profesor acceder a un total de 200 dólares americanos para atender este tipo de necesidades, que de lo contrario no podrían ser cubiertas, dados los sueldos de pobreza extrema que devengamos”.

Igualmente, señaló, “se atendieron plenamente los requerimientos presentados en materia de seguro funerario, seguro de vida y 50% de los exámenes médicos tutoriales realizados en las Clínicas Santa Inés-UCAB y Cuida Salud RAM. Lo que pretendemos con todos estos programas es dar la cara ante el grado de abandono en que se encuentran los profesores y su grupo familiar ante la indolencia e incompetencia del gobierno nacional en materia de seguridad social para los universitarios. Por todo esto, en medio de las dificultades por todos conocidas, creemos que hemos hecho una buena labor y mantenemos el compromiso de mejorar nuestros servicios de manera constante”.

Por su parte, el profesor Luis Buttó, vicepresidente del Comité Ejecutivo del IPP-USB, destacó que “el desarrollo de nuestros programas se centra en el reconocimiento de la dura y agobiante realidad socioeconómica de los profesores y sus familias. En tal sentido,  tratando de evitar al máximo que por esta razón nuestros afiliados pierdan cobertura en los beneficios que ofrecemos, por ejemplo, los pagos mensuales realizados por el profesorado por concepto de HCM durante el año pasado fueron subsidiados por el IPP en 28% promedio, incluyendo el pago con cargo al Bono Vacacional. Adicionalmente, el pago con cargo al Bono de Fin de año en una primera instancia fue rebajado en 20% y luego en 50%, al ser cobrado según el cambio en dólares americanos equivalente a 500.000 bolívares, mientras que el cambio oficial para ese momento superaba 1.000.000 de bolívares. Como balance de la gestión que desarrollamos desde el Comité Ejecutivo durante el año pasado, solo quiero reiterar que nuestro máximo objetivo es dar respuesta a las necesidades de los afiliados al IPP de manera oportuna y cabal. Esa política la vamos a mantener inalterada en la medida de nuestras posibilidades. Los afiliados al IPP pueden sentirse seguros de que estamos para atenderlos y atenderlos bien”.

Share