Rafael Cadenas observa rasgos totalitarios en régimen venezolano

El poeta Rafael Cadenas visita a la USB.

El poeta Rafael Cadenas reflexionó sobre la situación del país.

Preocupa situación del lenguaje

Lisbeth Bernal / Departamento de Información y Medios USB.-

La semana pasada la USB fue espacio de encuentro con el poeta Rafael Cadenas, quien compartió con la comunidad universitaria sus impresiones sobre la realidad que vive el país. El titulado Encuentro con Rafael Cadenas: reflexión a tres voces, incluyó la participación de dos destacados profesores uesebistas del Departamento de Lengua y Literatura de la USB: Luis Miguel Isava, quien ha dedicado años de estudio a la obra del autor, y el profesor Arturo Gutiérrez Plaza, también poeta y ensayista reconocido y conocedor de la obra del maestro Cadenas.

En esta cita Cadenas reflexionó acerca de la situación actual del país llamando la atención sobre diversos hechos, mientras que los profesores uesebistas discernieron sobre el rol que debe desempeñar la universidad en estos momentos.

El maestro dejó claro las similitudes del régimen venezolano con el totalitarismo. Esta conclusión la basó en los estudios realizados por Kurt Salamun sobre el fenómeno del totalitarismo, pues al leer sus características en la obra de este notable investigador, encontró numerosas coincidencias con la situación que atraviesa el país.

De acuerdo a este autor citado por Cadenas, los regímenes totalitarios se pueden identificar por una permanente invocación de enemigos, eliminación de la división de poderes en beneficio de un partido del que surge el gobierno, la iniquidad del orden jurídico, la invocación de la “verdadera doctrina” reinterpretada según las necesidades del gobierno, la centralización de la economía y la utilización planificada de la mentira en la propaganda, principalmente.

Elementos que, según Cadenas, se repiten en el escenario venezolano con la existencia de un régimen que hace lo que considera necesario para llevar a cabo su plan como violar la Constitución, poner a su servicio la TV y radio, poseer bandas armadas, reprimir a los estudiantes, acosar a las universidades, controlar los poderes públicos, entre otros hechos que claramente apuntan a la consolidación del concepto que describe Kurt Salamun sobre el totalitarismo.

El ensayista, reconocido con el Premio Nacional de Literatura en 1985, el Premio San Juan de la Cruz, el Premio Internacional J.A. Pérez Bonalde en 1992, y el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances en el 2009, también señaló como otra evidencia de los rasgos totalitarios del actual gobierno, la existencia de una serie de palabras que según su percepción, “molestan al poder y el rechazo a esas palabras, definen al poder”. Entre ellas mencionó: democracia, excelencia, pluralidad, institución y academia.

En ese sentido, un aspecto que destacó el poeta, recientemente declarado por la Alcaldía de El Hatillo Ciudadano Distinguido, tiene que ver con el lenguaje utilizado por los máximos representantes del gobierno, pues en su opinión estamos viviendo un retorno al pasado, “vamos rumbo a 1984”, dijo Cadenas, haciendo alusión al libro de George Orwell que lleva por título ese mismo año.

El lenguaje como parte importante de la grave situación actual resulta preocupante para Cadenas y para los profesores uesebistas invitados, quienes se mostraron convencidos del arduo trabajo que debe realizar la universidad para el rescate de la palabra.

Hacia el rescate del lenguaje

De izquierda a derecha: Rafael Cadenas y los profesores del Departamento de Lengua y Literatura de la USB, Luis Miguel Isava y Arturo Gutiérrez Plaza.

De izquierda a derecha: Rafael Cadenas y los profesores del Departamento de Lengua y Literatura de la USB, Arturo Gutiérrez Plaza y Luis Miguel Isava.

En esta coyuntura descrita por Cadenas, agregó el profesor Isava, que la universidad juega un rol importante, ya que este es el lugar donde el lenguaje debe recobrar su sentido, por lo que la misión de esta institución, en su opinión, debe consistir en “rescatar la historia del lenguaje para mostrar una pluralidad de aproximaciones y evitar que alguien se apropie de la verdad”.

Para Isava la universidad tiene un fuerte compromiso con la historia, lo que nos obliga a entender lo que pasó, a repensar lo que somos y fuimos. “Por otro lado, la universidad es un experimento social, una convivencia intergeneracional única que la hace crucial  y que devela el estado de la sociedad cuando se va en contra de esta institución, limitándola y hostigándola”.

En este encuentro, Arturo Gutiérrez continuó ahondando sobre la misión de la universidad vinculando algunos aforismos del propio Cadenas.

De acuerdo a Gutiérrez, la universidad es un espacio para la búsqueda de la verdad, pero la frase en sí misma la considera peligrosa, debido al significado que se maneje de “verdad” y cómo la verdad puede darle sentido a esa experiencia.

No obstante, el profesor Gutiérrez al igual que su colega Isava, coincidió en que la palabra constituye la única alternativa para encontrar la verdad, ya que implica la existencia de otras ideas que finalmente son las que impiden el adoctrinamiento. En ese sentido, expresó que “la pluralidad es la única forma de aceptar el diálogo, y eso, también es la universidad”.

En su intervención, el profesor Gutiérrez también citó algunas palabras de la poeta polaca, Wislawa Szymborska, Premio Nóbel de Literatura de 1996, al añadir en su reflexión, que pese a estar avasallados de información por los avances tecnológicos y la aparición de nuevos medios de comunicación, paradójicamente estamos inmersos en la era de la desinformación y en el punto más lejano de la sabiduría. Por ello, comentó que día a día, durante esa búsqueda del saber, hay que cuestionar nuestros principios y tratar de ver con los ojos y no desde dogmas.

Esta actividad celebrada en la Sala Rosario Horowitz de la Biblioteca, el 2 de junio, fue organizada por el Instituto de Altos Estudios de América Latina de la USB (Iaeal). Para el acto de apertura asistieron el rector Enrique Planchart, el vicerrector académico, Rafael Escalona y el director del Iaeal, Héctor Maldonado Lira. La moderación del evento estuvo a cargo de la profesora Daniela Díaz Larralde del Departamento de Lengua y Literatura.

 

Share