Profesores plantean no incorporarse a clases el próximo lunes

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

William Anseume, presidente, y Luis Buttó, secretario general de la Apusb.

La junta directiva de la Asociación de Profesores de la USB (Apusb) informó hoy que el gremio se está planteando no incorporarse a clases el próximo lunes 21 de enero, fecha programada para empezar el trimestre, debido a “las precarias condiciones económicas, sociales y laborales” que enfrenta.

William Anseume y Luis Buttó, presidente y secretario general, respectivamente, de la Apusb, informaron que los profesores uesebistas están dispuestos a sumarse al paro indefinido que está evaluando la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv). “84,3% de los profesores (299 docentes) respondieron que sí a la consulta sobre si está de acuerdo con la realización de un paro indefinido de universidades nacionales para reclamar el más inmediato cumplimiento de nuestros derechos”.

Anseume destacó que todos los trabajadores del país, incluyendo a los profesores universitarios, “nos encontramos en pobreza extrema, según los estándares de los organismos internacionales, porque percibimos sueldos que se sitúan por debajo de un dólar diario”.

El presidente de la Apusb aseguró que a los profesores universitarios no se les está garantizando los derechos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. “Los derechos laborales deben ser progresivos, y en los últimos años han sido regresivos”.

Tampoco se está respetando, en opinión de la Apusb, lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus artículos 22, 23 y 25. “El artículo 22 es muy claro: ‘Toda persona… tiene derecho a la seguridad social, y a obtener… la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad’. Nada de esto puede ser cubierto por los sueldos mínimos en Venezuela, ni por los sueldos de los profesores universitarios”.

Pero no es solo la problemática salarial, “sino también las condiciones precarias en las que laboramos: sin materiales mínimos, sin servicios adecuados para trabajar. En la USB no hay agua hace ya 50 días, por ejemplo”.

Además, “se han perdido todas las garantías sociales que han sido fruto de luchas laborales nacionales y particularmente universitarias: prestaciones sociales, cajas de ahorro, sindicatos y gremios, protección en salud (HCM) y funerarios han sido desvirtuados hasta su casi extinción”.

Señaló que la situación fue advertida por la Apusb hace exactamente un año. “Advertimos que desde el gobierno se estaba avanzando en destruir el valor del trabajo, y hoy se continúa agravando esta situación”.

Un ejemplo, dijo Anseume, son las cifras de profesores que egresaron de la USB en 2018. “Según números que nos suministró el Vicerrectorado Administrativo, en 2018 149 profesores egresaron de la USB, 93 de ellos por renuncia, y casi 100 cargos académicos quedaron desiertos en los concursos académicos”.

Foto: Javier Perozo

Share
Etiquetas: , , ,