“La universidad venezolana no puede estar al servicio de ninguna ideología”

El rector de la USB, Benjamín Scharifker, tomó la palabra durante el acto de grado celebrado el pasado viernes. El tema principal de su discurso fue la serie de acontecimientos ocurridos en la Universidad venezolana desde el lunes 28 de mayo.

Allí, en el Conjunto de Auditorios, estaban atentos 167 graduandos, que sumados a los correspondientes a la ceremonia del día anterior, totalizan 319, que se unen a más 30.000 egresados de la casa de estudios de Sartenejas desde su fundación.
Scharifker hizo un recorrido por escenas memorables de la lucha estudiantil en el mundo. Mencionó el Mayo Francés de 1968, las luchas estudiantiles mexicanas en el mismo año que generaron la marcha de 1.500 jóvenes portando claveles contra la toma militar de la Universidad Nacional Autónoma de México y habló de las gestas estudiantiles chinas de 1989 para repudiar la muerte de un defensor de la democracia llamado Hu Yaobang, también nombró las protestas estudiantiles celebradas en Chile durante el mes de mayo de 2006, que involucró a los estudiantes en serias demandas en pro de la educación chilena.

Igualmente trajo a colación el alzamiento de los estudiantes en 1957 contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y recordó, por supuesto, la generación del 28, aquel gesto de gallardía estudiantil que llevó a 200 jóvenes a entregarse voluntariamente a la policía en solidaridad con los estudiantes Pío Tamayo, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Joaquín Gabaldón Márquez, quienes fueron llevados a La Rotunda por considerarse subversivos sus poemas recitados en actividades culturales.

Todo esto guió el discurso hacia los comentarios en relación con las protestas recientes de estudiantes venezolanos, “que han sido muy claros en sus planteamientos y han demostrado un comportamiento cívico que todos apreciamos, pero que ha sido considerado por el gobierno nacional como una acción conspirativa”.

El rector Scharifker explicó que es necesario desprender a la Universidad de cualquier ideología. “La Universidad venezolana no puede estar al servicio de ninguna ideología, la Universidad venezolana está para generar conocimiento, para que las personas lo manejen a través de la enseñanza, y para transferir ese conocimiento a la sociedad. El negocio de la Universidad no es la ideología, el negocio de la Universidad es el conocimiento”. Finalmente, invitó a los estudiantes a seguir reclamando por las libertades y promoviendo el debate universitario, pero permitiendo un clima adecuado para la culminación exitosa del trimestre en curso.

Share