Al normar las elecciones universitarias el TSJ usurpa las funciones de la AN

Enrique Planchart, rector de la USB.

La sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que ordena a la Universidad Central de Venezuela a realizar elecciones de autoridades en un plazo de seis meses y al CNU establecer un cronograma de elecciones basadas en una normativa construida por el propio tribunal es, para el rector de la Universidad Simón Bolívar, Enrique Planchart, “el deseo político del gobierno de intervenir las universidades verdaderas que son las únicas instituciones del Estado que mantienen independencia del gobierno. La independencia del gobierno está en la esencia de la Universidad. La autonomía universitaria es indispensable para los fines mismos de la Universidad”.

Planchart explicó al Consejo Directivo de la USB, reunido el miércoles pasado en la primera sesión tras el período vacacional, que  la sentencia del TSJ, emitida durante las vacaciones universitarias y judiciales, concluye con una amenaza a las autoridades actuales “si en seis meses no se han realizado elecciones quedan automáticamente destituidas y en ese caso el CNU nombraría nuevas autoridades interinas”.

Una década de olvido

La máxima autoridad de la Simón Bolívar explicó al cuerpo directivo los antecedentes y pormenores de la sentencia. Dijo que en el año 2009, un grupo de rectores agrupado en la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios  (Averu)  introdujo un recurso de nulidad contra el artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación (LOE), por considerarla inconstitucional ya que establece la elección de las autoridades “con base en la democracia participativa, protagónica y de mandato revocable, para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos de los y las integrantes de la comunidad universitaria, profesores y profesoras, estudiantes, personal administrativo, personal obrero y, los egresados y las egresadas de acuerdo al Reglamento… “

Dos años más tarde, en 2011,  la UCV introdujo una Medida Cautelar de suspensión de los efectos del artículo 34 de la LOE, mientras el TSJ decidía sobre la inconstitucionalidad de tal artículo, esto para  permitir la realización de elecciones en las Universidades, de acuerdo a la Ley de Universidades que aún hoy está vigente.

Una década después la Sala constitucional del TSJ, en sentencia del 27 de agosto 2019, usurpa las funciones de la Asamblea Nacional. “Contrariamente a lo pedido por la UCV ratifica el artículo 34 de la LOE y de paso lo norma, estableciendo un sistema de votación por sectores: profesores, estudiantes, egresados, empleados y obreros, mediante un sistema de votación por sectores por cierto muy adecuados y promovidos por los regímenes fascistas en España e Italia “, dijo el rector.

Agregó que los abogados de las distintas universidades se han estado reuniendo y analizando la sentencia. En opinión de los expertos la sentencia es totalmente ilegal. “Demuestra además la ignorancia de los magistrados y su dependencia del poder ejecutivo”.

Share